martes 17/5/22

El golf leonés rinde honores a Ángel Villa

Cerca de un centenar de deportistas participaron en un torneo en memoria a la figura del desaparecido concejal del Ayuntamiento de León Guillermo Álvarez fue el mejor en scracht y Ricardo Bayón, en handicap
                      Begoña Alonso Gutiérrez, viuda de Ángel Villa, recibió una placa conmemorativa. MARCIANO PÉREZ
Begoña Alonso Gutiérrez, viuda de Ángel Villa, recibió una placa conmemorativa. MARCIANO PÉREZ

Ni la temprana lluvia que se dejó ver a primera hora en las instalaciones de León Golf, ni tampoco el posterior viento deslucieron el Torneo Memorial Ángel Villa, una competición en la que participaron cerca de un centenar de deportistas y donde se alzaron como grandes vencedores Guillermo Álvarez —mejor jugador de scracht— y Ricardo Bayón —mejor jugador de handicap—. Aunque lo realmente importante ayer era rendir un sentido homenaje al desaparecido concejal del Ayuntamiento de León y gran amante del golf, que fallecía hace ahora un año.

«El golf no era sólo una diversión para Ángel sino su segunda oficina. Tras su paso por la política se convirtió en referente de los leoneses. Siempre fue un gran compañero de juego», señalaron los organizadores de un memorial que contó con la presencia de Begoña Alonso Gutiérrez, viuda de Ángel Villa, quien recibió una placa conmemorativa ante los sentidos aplausos de los participantes.

La competición pudo disputarse de forma íntegra a pesar de las adversidades meteorológicas y culminó —a eso de las 14.30 horas— con un cóctel en unas carpas instaladas para la ocasión junto al campo de golf.

Al margen de los dos ganadores también hubo premios para Miguel Ángel González (mejor approach en el hoyo 8); Fernando González (mejor drive hoyo 14) y Santos Santibáñez (mejor approach en el hoyo 13). Por si fuera poco, gracias a los patrocinadores que se sumaron al memorial, hubo sorteos de suculentos premios entre todos los asistentes.

De nuevo los golfistas destacaron el gran nivel que presenta León Golf, que cuenta con un circuito de 18 hoyos, dos putting green, un chipping green así como un campo de prácticas. Una jornada en la que la competitividad sana brilló entre todos los participantes, que iniciaron el circuito alrededor de las 9.30 horas. Una iniciativa que podría repetirse en el futuro —e incluso asentarse como una gran cita más en el calendario— en la que muchos de aquellos que compartieron vivencias, golf y amistad con Ángel Villa quisieron rendirle un particular homenaje practicando el deporte que tanto amaba.

El golf leonés rinde honores a Ángel Villa
Comentarios