sábado 10/4/21
Balonmano | Liga Asobal

Golpe de autoridad del Ademar

Abanca Ademar 35 Dicsa Cisne 23. Feutchmann lidera el contundente triunfo local frente a un colista que apenas aguantó 15 minutos el vendaval de juego de un renacido equipo leonés
Natán Suárez se eleva para lanzar ante la portería del Dicsa Cisne. El central ademarista anotó un gol en el triunfo plácido de los leoneses en el Palacio de Deportes. FERNANDO OTERO

Nada mejor que llevarse a la boca un triunfo, y además contundente, para dejar atrás los sinsabores. Y esa medicina es la que se autoaplicó el Abanca Ademar en el Palacio frente a un Dicsa Cisne al que apenas dejó sacar la cabeza cinco minutos, los que duraron los de Manolo Cadenas para con un parcial de 3-0 darle la vuelta a la ventaja parcial de los gallegos (4-2). Y de ahí paseo para cerrar el compromiso con un contundente 35-23. Y menos mal que en la portería visitante estaba Villamarin, encargado de frenar una parte de las acometidas leoneses. De lo contrario la sangría hubiera sido mayor.

Lo importante para el Abanca Ademar, además del triunfo, pasaba por recuperar las sensaciones perdidas en sus dos maratonianos compromisos continentales y la derrota liguera en Cangas. Enfrente un adversario que se jugaba la vida pero que también, con un potencial balonmanístico equidistante al de los de Cadenas, se presentaba como rival idóneo para recuperar el camino recto.

Apenas cuatro minutos
Ese fue el tiempo que tardó el Abanca Ademar en alcanzar su primera ventaja en el electrónico

Y eso que en los cuatro primeros minutos los pontevedreses lograban cobrarse ventaja. Sorprendente y efímera con el 1-2. De ahí el cuento pasó a tener otro guión. Un parcial de 3-0 firmado por Marchán, Lucin y Gonzalo Pérez reflejaba un 4-2 en el marcador. El Dicsa Cisne ya no volvería a contar con ventaja y salvo los empates a cinco y seis tampoco a igualar con el Ademar en cuanto a dígitos. En apenas una docena de minutos los leoneses ya habían no sólo remontado el susto inicial, también puesto tierra de por medio con sus tres goles arriba merced al 9-6. Sólidos en defensa, precisos en las transiciones e intensos en toda la pista. Con esos argumentos empezaban a desmoronar la resistencia del Dicsa Cisne que se fajaba a duras penas de un castigo mayor. A cuatro minutos para el intermedio la distancia pasaba a los cinco goles que mantenían los de Cadenas en el intermedio con un gol en el último segundo de Feutchmann tras una jugada ensayada que nacía de la pizarra del técnico de Valdevimbre tras solicitar tiempo muerto a falta de seis segundos. El 17-12 lo decía todo.

Y más como se había producido con un equipo local que recuperaba el nivel que le ha llevado esta temporada a ser finalista de la Copa del Rey y ganarse con ello plaza europea para la próxima temporada y también brillar esta en la competición continental en la fase de grupos hasta que los contratiempos le pusieron un peso insalvable en los octavos de final frente al Kristianstad sueco.

Juego coral
Los leoneses dejaron atrás el mal trago de Suecia y Cangas para recuperar la senda positiva

Pero el recital local iba a tener incluso una versión mejorada tras el paso por vestuarios. Con los casi 700 espectadores presentes en el Palacio disfrutando de su equipo y este recomponiendo su moral tras los malos tragos de las últimas fechas, Feutchmann, que había anotado el último tanto de la primera parte hacía también el primero de la segunda. Fue el aviso del vendaval de juego que iba a suceder en los siguientes compases. Un parcial de 4-1 con apenas seis minutos cumplidos ponía ya un mundo entre los dos equipos. Con 21-13 los ocho goles de rédito obligaban al técnico gallego a solicitar tiempo muerto. El panorama se estaba poniendo feo para ellos y al menos era preciso evitar la que derrota se fuera a números sonrojantes. Esa circunstancia iba a valer de poco porque la máquina, más bien el rodillo del Abanca Ademar seguía a pleno rendimiento. Con Feutchmann, Gonzalo y Jaime como principales estiletes y la aportación coral del resto del plantel leonés la barrera de los diez goles a favor era ya una realidad. Superarla también hasta el punto de que ni otro tiempo muerto visitante iba a evitar que con todavía 15 minutos por delante el Abanca Ademar doblara en el marcador a su rival con el 28-14.

Los leoneses se encontraban en su mejor ecosistema, superiores a su rival y demostrándolo en la pista desde la portería con Slavic y algunos minutos de la segunda parte con el canterano Honrado hasta la faceta ofensiva en la que salvo Álex Lodos y Carrillo todos lograron acertar con la portería gallega. Hasta el final el monólogo del Abanca Ademar fue absoluto. Ni el parcial de 0-3 encajado evitaba que su mirada se centrase en otro objetivo que el triunfo y de manera contundente. El Dicsa Cisne aguantaba a duras penas y a tirones pero cuando los ademaristas ponían la directa no valía nada de su ímpetu para maquillar una derrota que a falta de una quincena de minutos estaba ya asegurada. Y el triunfo del Abanca Ademar en el que canteranos como Antonio Martínez se fajaban con acierto ante los rivales e incluso tenían la alabada osadía de irse al ataque frente a dos defensores y sacarles un siete metros que posteriormente convertiría. La noche estaba siendo plácida e incluso corta para los aficionados que después de un tiempo disfrutaban de nuevo en la grada de la mejor versión de los de Cadenas. Un triunfo incontestable que sirve también para rearmarse a nivel moral para lo que queda de campeonato liguero. Precisamente el próximo este sábado de nuevo en el Palacio de Deportes de León frente a otro adversario al que se le debe doblegar con soltura como el Puerto Sagunto. Y que siga la escalada en la clasificación.

DL8P34F5-22-20-00-3
Gonzalo Pérez sumó nada menos que cinco dianas más a su casillero. FERNANDO OTERO

Golpe de autoridad del Ademar
Comentarios