miércoles. 08.02.2023
Carlos Sainz se estrena con su Citroen Xsara en Montecarlo
Tal y como se esperaba, Peugeot y Citroen son los dos verdaderos rivales a batir en el Rallie Montecarlo. El campeón del mundo en título, Marcus Gronholm, con su Peugeot 206 WRC, es líder tras la disputa de la primera etapa de la prueba monegasca. Secundan al finlandés los Citroen Xsara WRC de Sebastien Loeb y Colin McRae, el Peugeot 206 WRC de Richard Burns y el Citroen Xsara WRC del español Carlos Sainz. El primer coche no perteneciente al grupo PSA fue el Ford Focus WRC, pilotado por Markko Martin, que se situó en la sexta posición. Marcus Gronholm lleva el número 1 en su Peugeot y desde la primera de las seis especiales de la primera etapa estuvo al frente de la clasificación. El español comenzó bien la jornada con el cuarto puesto, tras la disputa de la primera cronometrada. Pero en la segunda las cosas no le fueron tan bien. El madrileño hizo un trompo y se salió de la carretera, dañando la rueda trasera izquierda de su Citroen Xsara. Esto le hizo perder un precioso tiempo y terminar la cronometrada en la 13ª posición, a poco más de un minuto de Gronholm. En la general, Sainz bajaba del cuarto al séptimo lugar, y así continuaba después de disputarse la tercera cronometrada, en la que terminó décimo. Justo antes de disputar la cuarta especial, el Citroen pinchó, pero pudo disputar sin problemas el tramo. En la quinta especial de la jornada finalizó en segunda posición, a 17 segundos de su compañero de equipo, Loeb, que fue el vencedor. Este buen tiempo hizo que subiera una posición en la clasificación general, situándose quinto. En la última cronometrada del día, el piloto español se situó tercero.

Gronholm, primer líder en Montecarlo
Comentarios