miércoles. 07.12.2022
Ainhoa Hernández lanza a portería. HIROSHI YAMAMURA
 

La selección española femenina de balonmano dio un paso de gigante hacia la segunda fase del Mundial de Japón, tras imponerse ayer por 29-25 a Hungría, en un encuentro en el que el conjunto español, además de buen juego, mostró su fortaleza mental. Su capacidad competitiva permitió a las Guerreras superar la expulsión de Alexandrina Barbosa, máxima goleadora del partido con siete tantos, a los cuarenta y dos minutos de juego por tres exclusiones. El juego coral de las españolas le permite sobreponerse a cualquier contratiempo.

Las Guerreras ponen pie y medio en la segunda fase
Comentarios