jueves 20/1/22

La selección española femenina de balonmano estrenó el Mundial con una victoria amplia frente a una Argentina (29-13) que dio problemas hasta que el cambio defensivo introducido por José Ignacio Prades en la segunda mitad puso las cosas en su sitio.

El parcial de 15-3 tras el descanso lo dice todo.

Las Guerreras pagaron los nervios del debut en los primeros treinta minutos, donde su adversario estuvo en partido y el marcador se movió en guarismos igualados. Pero el paso por los vestuarios sirvió para dar un viraje que permitió un triunfo holgado. Las 20 pérdidas del combinado sudamericano fueron su cruz.

Las Guerreras reaccionan a tiempo para superar con claridad a Argentina
Comentarios