miércoles. 01.02.2023

Las heladas son la causa de las lesiones en la Deportiva

Brasi, que padece una tendinitis, tuvo que ser infiltrado dos veces en el último partido
El doctor Bodelón conversa con Brasi antes del encuentro del domingo
La mala racha de lesiones que viene padeciendo la Sociedad Deportiva Ponferradina tiene su origen en el mal estado de los campos de entrenamiento de los blanquiazules. El frío reinante en la comarca está provocando fuertes heladas que dejan los terrenos de juego muy duros, especialmente en las sesiones matinales, que pasan factura a los jugadores. Al regreso de las navidades, los técnicos de la Deportiva planificaron un trabajo específico en el plano físico para recuperar el tiempo perdido con motivo de las fiestas. Esa esfuerzo adicional, unido a la dureza del terreno, ha provocado varias lesiones musculares que están dejando al equipo diezmado tras unirse también una racha negativa en el capítulo disciplinario. Entre lesiones y sanciones, Tomé se ha visto obligado a retocar su alineación más habitual en el último partido y todo indica que el domingo en Lemona volverá a repetirse la historia. De momento han sido víctimas de este contratiempo jugadores como Juan Povedano, Toñín Atanasio, Joaquín Bornes, que vienen entrando asiduamente en las alineaciones de la Deportiva. El último caso que se ha conocido de una lesión provocada por la dureza de los terrenos de juego es el del delantero José Luis Soto «Brasi». El jugador tuvo que pasar una prueba minutos antes de dar comienzo el último partido ante el Palencia, tras el cual los cuidadores del conjunto berciano decidieron infiltrar al futbolista para que pudiera saltar al terreno de juego. Quizás en otras condiciones, con la plantilla más nutrida de efectivos, Brasi se habría quedado fuera de la convocatoria por precaución, para no agravar más su estado. Sin embargo, la ausencia de Gonzalo, también lesionado aunque en este caso por un esguince que nada tiene que ver con el estado de los terrenos de juego, aconsejó a los técnicos contar con el delantero, dada la trascendencia de los puntos que había en juego ante el Palencia. Brasi no tuvo su mejor día, pero es bueno saber que actuó sensiblemente mermado por esta circunstancia. Tanto es así, que durante el descanso fue nuevamente infiltrado para poder superar el dolor que le producía la tendinitis que padece y afrontar la segunda parte, en la que participó durante media hora, antes de dejar su puesto a Ribadulla. Habrá que ver su evolución para saber si puede estar en Lemona.

Las heladas son la causa de las lesiones en la Deportiva
Comentarios