sábado 07.12.2019
Fútbol | Segunda División

La hierba sintética no será un impedimento para la Copa

La Deportiva tendrá que jugar en esta superficie en Santa Eulalia. Asier Benito, única duda de cara al sábado en Huesca

Buenacasa jugó ante el Girona FC sus primeros minutos oficiales como jugador deportivista. L. DE LA MATA
Buenacasa jugó ante el Girona FC sus primeros minutos oficiales como jugador deportivista. L. DE LA MATA

Los campos de hierba artificial no serán un impedimento para la disputa de los partidos de la nueva Copa del Rey, que medirá desde la primera ronda a equipos del fútbol profesional con otros semiprofesionales o amateurs. Al contrario que en ediciones anteriores, entre los requisitos mínimos para albergar un encuentro copero no se encuentra el de que los campos tengan que ser de hierba natural. Aún es recordado, aunque ya hayan pasado muchos años, aquel L´Hospitalet-RC Deportivo que tuvo que jugarse en el Mini Estadi del FC Barcelona porque el cuadro blanquiazul no aceptó disputarlo en el campo vallesano por ser sintético.


Aunque en la Asamblea General Extraordinaria de la RFEF del 29 de abril se dijo que los encuentros en los que tomase parte al menos un club profesional deberían disputarse en superficie de césped natural homologados por la RFEF, en las últimas horas el mismo organismo apuntaba que el césped artificial sí estará finalmente permitido aunque haya equipos de las dos primeras categorías en liza. En este caso estará la SD Ponferradina, que jugará en las Islas Baleares ante la Sociedad Cultural y Recreativa Peña Deportiva. En Ibiza no hay campos de hierba natural y si no hay novedades, el duelo se jugará a las 19.00 ó 21.00 horas de los días 17, 18 ó 19 de diciembre. Será una semana de viajes para el conjunto blanquiazul. Según qué día se juegue el choque copero, la Deportiva podría volver o no a El Bierzo. El domingo 22 a las 12.00 horas disputará el último encuentro del 2019 y el último de la primera vuelta de esta Liga contra la UD Almería en el estadio Juegos Mediterráneos. «Igual vemos el sol en Ibiza y en Almería. Ha tocado así; tenemos tiempo para preparar bien el viaje y no habrá problema. Iremos encantados a jugar a los dos sitios», apuntó Bolo al conocer el resultado del sorteo.

 

A la Deportiva Ponferradina ya le correspondió un equipo balear en la Copa de la temporada 2017-2018, el Atlético Baleares, pero entonces se disputó en El Toralín.

 

Dos por debutar

 

En el encuentro ante el Girona FC se produjo el debut de Sergio Buenacasa en las filas deportivistas. Lesionado el 3 de agosto en el partido de pretemporada ante el RC Deportivo, el aragonés recaía en septiembre y no era hasta el duelo ante el Málaga CF cuando entraba en su primera convocatoria. No estuvo en Santander, pero sí ante el cuadro catalán, sustituyendo en el segundo tiempo a Asier Benito, que se retiró con problemas físicos y es duda para viajar a Huesca.

 

«Ha conseguido estrenarse y estoy contento porque ya quedan pocos por debutar. Él sabe que tiene que seguir trabajando porque tiene una competencia dura. Con su trabajo irá consiguiendo oportunidades y dependerá de él el aprovecharlas», apuntó Jon Pérez Bolo sobre el debut de su pupilo.

 

Con el estreno de Buenacasa ya sólo son dos los jugadores que quedan por debutar y que podrían hacerlo en ese choque copero en Santa Eulalia del Río, si no ocurre antes: Gao Leilei y Gianfranco Gazzaniga.

La hierba sintética no será un impedimento para la Copa
Comentarios