jueves. 02.02.2023
Impresionado por los focos y sorprendido por la atención que ha concitado su derrota en el torneo júnior del Abierto de Australia, Sergey Bubka hijo, la viva imagen del mejor pertiguista de la historia, aprovechó la atención de la prensa para dar oficialidad a su irrupción en el mundo del tenis. Pero Bubka hijo, que va a cumplir dieciséis años el día 10 del próximo mes, apenas ha pisado la superficie sintética de la cancha central del Melburne Park. El joven ucraniano jugó casi en soledad en una pista secundaria -la número trece- marginada de la expectación y del glamour que persigue a los profesionales. El hijo del mítico saltador ha tenido un paso efímero por Australia. Sus prometedoras condiciones chocaron de frente con el chico rumano Mergea, sexto cabeza de serie, que no sufrió para solventar el duelo y derrotar a Bubka por 6-2 y 7-6. Sin embargo, nadie requirió al ganador. «Nunca me he visto en una igual», señaló Bubka. «Comencé a jugar al tenis cuando tenía siete años. Mi madre me presentó a un amigo que era entrenador. Lo intenté, me gustó y seguí practicando».

El hijo del mítico Sergey Bubka quiere dedicarse al tenis
Comentarios