sábado 04.04.2020

Los Hispanos reinan en Europa

España 22 Croacia 20 La defensa de la selección española se impone a la croata y los de Ribera se cuelgan el oro revalidando el título de 2018 y sacando plaza directa para Tokio
La selección española celebra el título europeo logrado ante Croacia en un partido agónico que se decidió en los minutos finales. A. W.
La selección española celebra el título europeo logrado ante Croacia en un partido agónico que se decidió en los minutos finales. A. W.

España revalidó su título europeo (22-20) en una final agónica donde la igualdad y las defensas se impusieron por completo a los ataques. Con este triunfo, los Hispanos consiguen retener el cetro continental, algo que no se conseguía desde hace más de veinte años, y además se ganaron la plaza directa para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Españoles y croatas ofrecieron una final menos vistosa que sus partidos anteriores, conscientes de que estos duelos solo valen si se ganan. En la primera mitad fue Croacia la que mandó en el electrónico siempre con exiguas ventajas, pero las apariciones de Maqueda y sobre todo del portero Pérez de Vargas revolucionaron el encuentro para España, que se fue al descanso con mínima ventaja. Tras el receso, ambos equipos defendieron cerrados atrás y los treinta minutos fueron casi un calco del partido de la fase anterior que disputaron ambos: España se marchó fácil en el marcador y se atascó por completo durante casi diez minutos. Pero los Hispanos supieron jugar mejor los minutos decisivos para llevarse el título y volver a ganar a Croacia una final, como ya ocurriera en el Mundial de 2005.

España en ataque ofrecía la movilidad de sus hombres para desconcertar a la defensa croata y buscar soluciones relativamente fáciles para anotar. De esta forma, aunque la selección balcánica fue la que tomó el mando en el marcador, este se movía con cuentagotas en un intercambio de goles. Y es que en una final y ante equipos de tanta calidad, cualquier mínima ventaja se puede convertir en una auténtica losa para el rival. Mientras los Hispanos ofrecían juego y creatividad en sus jugadas, los croatas aprovechaban el 5-1 español para finalizar sus ataques en los seis metros, lo que suponía o bien gol o penalti.

En ataque, España comenzó a tener problemas, perdiendo varios rechaces y balones, especialmente de la mano de Sarmiento, que llevaron a Croacia a los tres goles de ventaja. Enseguida Jordi Ribera paró el partido para cambiar por completo al equipo. Dio entrada a Pérez de Vargas en la portería por un desacertado Corrales, así como a Maqueda, Cañellas y Figueras, a la vez que ordenaba una defensa 6-0 más cerrada.

Tras el paso por el vestuario, ambos técnico bajaron sus defensas a un 6-0 mucho más cerrado y que permitía un menor desgaste de sus hombres. A los tres minutos, la exclusión de Horvat dio a España la superioridad sobre la cancha por lo que Croacia se propuso atacar vaciando su portería. Todo parecía ir rodado para el equipo español, por lo que Lino Cervar paró el partido. Y tal y como ocurrió en el partido de la ‘main round’, las tornas cambiaron por completo. Croacia decidió atacar con siete hombres acertando en sus ofensivas y encontrando sin errores las redes de Gonzalo Pérez de Vargas. Pero en ataque, los Hispanos se atascaron por completo. La magia llegó casi al final, con dos ataques enormes que deshicieron el empate y dieron la gloria a España.

Los Hispanos reinan en Europa