sábado. 03.06.2023
deportiva
La inoperancia de la Ponferradina choca con la solidez del Mirandés. SDP

El empate (0-0) en el duelo autonómico mostró a una SD Ponferradina inoperante en ataque frente a un CD Mirandés, sólido en defensa pese a las ausencias y que enfoca la permanencia tras mantener la diferencia de puntos con el equipo que marca el descenso.

Los rojillos disfrutaron en el largo tiempo de añadido -ocho minutos- y pese a encontrarse en inferioridad numérica, de la oportunidad más clara del encuentro tras escaparse en solitario su goleador Raúl García, pero cuando encaraba a Amir Abedzadeh llegó a tiempo Sofian Chakla para desviar su remate.

El punto le deja a la Deportiva en una situación aún más complicada, sin aprovechar tropiezos de otros rivales como el Racing de Santander, a pesar de encadenar la tercera jornada sin conocer la derrota con cinco puntos sobre nueve disputados.

Fueron los bercianos los que, desde el primer instante, quisieron y tomaron el control del partido, dificultando las acciones a su rival, recuperando balones y buscando la portería de Alfonso Herrero, aunque sin encontrar demasiados resquicios en la retaguardia jabata, pese a las bajas y cambios obligados introducidos por Joseba Etxeberría. El partido tenía color blanquiazul, pero sin demasiada profundidad ni llegadas claras al área rojilla, salvo dos disparos, casi sucesivos, de Espiau y Dani Ojeda, ambos desviados.

Mediada la primera mitad, el central marroquí Sofiane Chakla cabeceaba un balón suelto en el área demasiado centrado, pero anulada la acción por fuera de juego. El CD Mirandés se limitaba a mantener las líneas juntas, sin crear prácticamente peligro en ataque con su máximo artillero Raúl García, perfectamente controlado por la pareja de centrales deportivistas.

La mejor ocasión local llegó en un centro de Adri Castellano tras saque de esquina que encontró la cabeza de Edu Espiau, cuyo remate abajo encontró respuesta en la manopla de Herrero para despejar el balón. El inicio de la segunda parte mostró un Mirandés algo más ambicioso, al menos en los primeros instantes cuando realizó el primer disparo desviado por mediación de Raúl García.

El partido se puso más espeso, estancado, con un equipo visitante cómodo en defensa ante la escasez de recuersos y claridad ofensiva de la Deportiva, también agarrotada por la presión clasificatoria, sin que hubiera ocasiones claras en ninguna de las porterías. Sin embargo, el encuentro dio un giro inesperado con la expulsión, por dura entrada sobre Yuri de Souza de Beñat Prados, que supuso su expulsión dejando al Mirandés con un jugador menos y con una prolongación de ocho minutos en la que, los locales no crearon una sola oportunidad de peligro.

Todo lo contrario que su rival que, en un balón largo a la espalda de la defensa berciana, encontró a Raúl García, que se escapó de Chakla y cuando se disponía a disparar ante el guardameta local, el propio defensor marroquí llegó a tiempo para impedir el remate con marchamo de gol.

La inoperancia de la Ponferradina choca con la solidez del Mirandés
Comentarios