martes 7/12/21
Levantamiento de peso

Jaime Colino, dos oros mejor que uno en el Mundial

El maragato sube por partida doble al podio en Trofa con una marca de 325 kilos
                      Jaime Colino subió a lo más alto del podio en Trofa (Portugal). DL
Jaime Colino subió a lo más alto del podio en Trofa (Portugal). DL

Jaime Colino colecciona títulos a pares. Y en el mejor escenario posible, un Mundial. Al deportista maragato, que en 2019 alcanzaba la triple corona (Nacional, Europeo e Iberoamericano), sólo le faltaba el peldaño más alto del podio en el máximo torneo internacional del powerlifting (levantamiento de peso). Y dicho y hecho. Tras un 2020 marcado por la pandemia con la suspensión de todos los eventos, en el 2021 Colino tenía fijado entre ceja y ceja el reto de vestirse como campeón del mundo.

Dicho y hecho. Y además por partida doble. El astorgano, que ha pasado con un destacado éxito por modalidades deportivas como el motocross y el culturismo, alcanzaba en la localidad portuguesa de Trofa un nuevo hito en su palmarés, el oro en el Pro League Worlds. Eso sí, tanto en su categoría de menos de 82,5 kilos como en la absoluta donde superaba al finlandés Eduard Khanjyan con el que mantuvo una dura pugna, cada uno en su peso ya que Jaime lo hacía en menos de 82,5 y el nórdico se iba a los 109,6 kilos.

Colino afrontaba la competición con cuatro intentos para alcanzar el premio más importante. Nada menos que el peldaño más elevado en el cuadro de honor. En el primero se iba a los 280 kilos que le reportaba el primer puesto en su categoría aunque el segundo en la absoluta (Khanjyan se iba a los 350 teniendo en cuenta el baremo establecido entre los competidores según su peso corporal).

La segunda presencia en el tapiz llevaba al maragato a los 310 kilos y al finlandés a los 370. El mano a mano estaba cada vez más ajustado entre los líderes de sus categorías. En el tercero Colino igualaba su marca personal levantando 325 kilos mientras que Khanjyan erraba sobre los 380. Y con ello se caía de la pelea con el astorgano por el título de campeón. Jaime incluso tenía por delante batir su plusmarca y se iba a los 335 kilos. Por poco no pudo conseguirlo aunque ya daba igual. La corona de campeón del mundo absoluto no admitía otro destinatario que él. Y además con el título de su categoría.

Dos preseas doradas para poner al guinda a la competición y a un año 2021 que para él supone dar otro paso más hacia adelante en su caminar por el powerlifting. Para Jaime, que se estrena en el gimnasio Bullgym Sport en Bembibre que dirige otro campeón del culturismo como Domingo Uría, después de coronarse como el mejor en el Mundial ahora su reto será subir de peso. Y dispuesto a seguir siendo el mejor.

Jaime Colino, dos oros mejor que uno en el Mundial
Comentarios