martes. 05.07.2022

El capitán del Abanca Ademar, Jaime Fernández, cree que frente al BM Nava, ante el que los leoneses encajaron la tercera derrota consecutiva en la Liga Asobal, se vieron «las dos versiones del equipo. En la primera parte el equipo estaba en el partido pese a no estar bien atrás, pero a raíz de la lesión de Jozinovic el equipo se descentró y se empezaron a tomar malas decisiones y, en la segunda, la situación se agudizó y se realizó el peor partido, hasta ahora, de la temporada».

Jaime cree que la juventud del plantel ademarista le hace tener dos caras opuestas: «Cuando todo va bien, el equipo va viento en popa y en situaciones como ésta se corre el riesgo de que se le vaya la cabeza, aunque no debería ser así y es algo que hay que corregir cuanto antes».

Las malas prestaciones defensivas del conjunto leonés no son achacables, según el extremo internacional, «exclusivamente a la portería, sino que es la suma de muchos errores pequeños como el tener que ser mejores en el uno contra uno, en las ayudas defensivas y, de esta forma, ayudar a los guardametas». Dada la situación provocada por las cuatro derrotas encajadas en cinco encuentros oficiales, el capitán ademarista cree necesario «sentarse a hablar las cosas entre todos y la reacción tiene que venir desde un mayor trabajo y mantener la máxima motivación». Lejos de preocuparse por la visita el sábado del Bidasoa, ve imprescindible «buscar las soluciones en nosotros mismos y una vez resueltos los problemas se podrá pensar en el contrario». En ningún caso, según el jugador leonés, se están viendo defraudadas las expectativas tan halagüeñas después de la imagen en la Supercopa de España ante el Barcelona, «porque en el vestuario se tiene claro que es un equipo en construcción».

Jaime Fernández: «Los goles encajados son culpa de todos, no sólo de la portería»
Comentarios