viernes 30/10/20

Jaime Mata deja en evidencia a un Barcelona con poca pólvora en ataque

Messi intenta superar a un rival en el partido de Getafe. JIMÉNEZ

El Barcelona se estrelló contra la trampa táctica de José Bordalás y perdió 1-0 frente al Getafe, que triunfó con el planteamiento de un entrenador que consiguió anular al conjunto azulgrana con un entramado defensivo casi inexpugnable coronado con el tanto de penalti de Jaime Mata.

Como casi siempre, el Getafe se presentó como un equipo incómodo que martillea sin piedad en cada acción a sus rivales. El Barcelona amaneció ante el peor Getafe posible durante la primera media hora, en la que no pudo respirar por la presión asfixiante de los de Bordalás. En esos treinta minutos, el Barcelona apenas pudo sujetar la pelota. Menos aún, encontrar huecos para salir al contragolpe. Siempre había algún jugador del Getafe acosando a sus rivales, sin tiempo para dar salida a la verticalidad que anhela Koeman. En la reanudación el guión volvió al del inicio del choque, con el Getafe otra vez con aire y fuerzas para incordiar al Barcelona. Lo consiguió y, al contrario que en la primera media hora, lograba el premio gracias a un penalti de De Jong a Mata.

Jaime Mata deja en evidencia a un Barcelona con poca pólvora en ataque
Comentarios