domingo. 03.07.2022
Balonmano | Liga Asobal

La juventud pasa factura al Ademar

El conjunto leonés no logra blindar su defensa ni encuentra claridad en ataque

«Hay que corregir los atascos ofensivos», remarca Gonzalo Pérez

Gonzalo Pérez anotó ocho tantos en el encuentro de Liga frenta al Anaitasuna. FERNANDO OTERO

Manolo Cadenas no logra dar con la tecla que active del todo a este Abanca Ademar 2.0. Un equipo rejuvenecido a su ‘imagen y semejanza’ al que aún le faltan varias piezas por encajar esta temporada. Todo en un curso ya de por sí difícil que los leoneses tratan de sortear entre cancelaciones, confinamientos y falta de experiencia. La apuesta del técnico de Valdevimbre por traer jugadores jóvenes pero con proyección es arriesgada, seguro que dará sus frutos, aunque de momento el equipo ha mostrado numerosas lagunas en defensa y falta de ideas a nivel ofensivo. Ni siquiera su mejor versión hasta la fecha, ante el Toulouse en casa, sirvió para cerrar un encuentro que tenían encarrilado.

Uno de los grandes handicaps de este Ademar está siendo su defensa. Anaitasuna le endosó 31 goles —15 en la primera mitad y 16 en la segunda— sin que ninguna de las opciones que introdujo Cadenas cerrase la puerta a los de Enrique Domínguez. Mal que se acrecienta cuando la portería —que se presupone una de las mejores de toda la Liga— no achica las goteras como en otras ocasiones. Khalifa necesita minutos y Slavic, que está siendo de los mejores, no puede disimular las carencias siempre.

Tampoco los nuevos están aún a la altura de lo que se esperaba de ellos. Solo Natán Suárez destaca y en menor medida Semedo, cuyo tiro exterior se antoja vital, pero atrás apenas tiene incidencia. Y del resto poco más se ha visto. Tampoco aprovechan los minutos que les da su entrenador.

Y arriba, cuando los contrarios se cierran bien, cuesta un mundo encontrar acciones claras de gol. Dependen demasiado de los extremos y de Marchán, sin que el tiro exterior acabe de funcionar. «Los atascos ofensivos nos están pasando factura», señala Gonzalo Pérez a quien le «preocupa» esta circunstancia «porque además se está produciendo en momentos claves y no estamos sabiendo reaccionar ni descifrar las defensas y esa es una tarea que hay que corregir como equipo». El lado positivo es que queda tiempo suficiente para que los ademaristas eleven su nivel. Hay fases del juego muy buenas, pero en una Liga cada vez más igualada —salvo por el Barça— los errores en ambas áreas pueden castigarte más de lo esperado en la clasificación. Y estar en Europa es el objetivo.

La juventud pasa factura al Ademar
Comentarios