viernes. 12.08.2022

Katir: «Espero haber hecho disfrutar a España, esto es solo el comienzo»

El atleta español se muestra «feliz» tras lograr la medalla de bronce en el 1.500
                      El español Mohamed Katir, bronce en el 1.500. JOHN G. MABANGLO
El español Mohamed Katir, bronce en el 1.500. JOHN G. MABANGLO

Con los Mundiales de Atletismo de Eugene (EE UU) cruzando su Ecuador, la delegación española, que hace dos días abrió la botella de champán con el bronce de Asier Martínez en 110 metros vallas, volvió a sacar una enorme sonrisa este martes con el tercer puesto de Mohamed Katir en 1.500 metros.

El británico Jake Wightman, imparable en la última vuelta, surgió para llevarse el oro (3:29.23) y batió al campeón olímpico, el noruego Jakob Ingebrigtsen (3:29.47), y a Mohamed Katir, que completó el podio (3:29.90).

El cuarto puesto de Mario García Romo (3:30.20), que rebajó su marca personal en más de cinco segundos, y el undécimo de Ignacio Fontes (3:34.71) redondearon un gran éxito para el atletismo español en la prueba reina del mediofondo, que le ha dado ya seis medallas en Mundiales (tres platas y tres bronces). España es el país europeo con más medallas en esta disciplina.

Katir es el cuarto medallista mundial español de esta prueba y sigue los pasos de José Luis González (plata en Roma’87), Fermín Cacho (platas en Stuttgart’93 y Atenas’97) y Reyes Estévez (bronces en Atenas’97 y Sevilla’99).

El murciano Mohamed Katir, tercero en la final de 1.500 metros de los Mundiales de Eugene, dijo estar «muy feliz» por el bronce conseguido, se mostró esperanzado en «haber hecho disfrutar» a España y advirtió de que esto es «solo el comienzo».

Katir, de 24 años, batió el pasado año, en el breve lapso de 33 días, tres récords nacionales: 3:28.76 en 1.500 (borrando de las listas a Fermín Cacho), 7:27.64 en 3.000 (a Isaac Viciosa) y 12:50.79 en 5.000 (a Alemayehu Bezabeh).

Su progresión se refleja en tres victorias de la Diamond League antes de los Juegos de Tokio, en los que fue octavo, o en victorias de prestigio como en la última San Silvestre Vallecana de Madrid. En su debut mundialista, en Eugene, con un tiempo de 3:29.90, fue tercero solo por detrás del australiano Jake Wightman, oro con un tiempo de 3:29.23, que batió al campeón olímpico, el noruego Jakob Ingebrigtsen (3:29.47). «Estoy muy feliz por cómo lo he hecho».

Katir: «Espero haber hecho disfrutar a España, esto es solo el comienzo»
Comentarios