jueves. 01.12.2022
Xavi Hernández. entrevista

«La Aspire Academy me forma para llegar a ser entrenador»

Xavi Hernández (Terrasa, 1980) acaba de ser padre por primera vez. Su hija se llama Asia. Un pequeño homenaje al rincón del mundo que le hace feliz. Se ve muchos años viviendo en Catar con el respaldo de la Aspire Academy.
Xavi Hernández, jugador del Al-Sadd, en la Aspire Academy en Doha.

Xavi Hernández juega en el Al-Sadd, mientras se forma a la vez. Aprende el oficio de entrenador en la Academia Aspire de Doha. Orienta, ayuda y da las claves, por ejemplo, a un fantástico equipo sub 23 de Catar que lucha estos días por una plaza en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

—Se le ve feliz. Ha encontrado su sitio tras una exitosa trayectoria en el FC Barcelona...

—Sí, todo el mundo me lo dice. Estoy feliz porque he conectado con el fútbol puro y con gente española maravillosa. Trabajo con Félix Sánchez, seleccionador sub 23 Catar, con su staff. Todo un reto. Y sigo jugando al fútbol, en Al Sadd, un equipo donde este año no nos va a dar para ganar la Liga, pero intentaremos competir en Champions de Asia. En Liga, el Al-Rayyan está muy fuerte, a otro nivel. Aquí disfruto mucho del fútbol, de mi familia, es una gran experiencia. Mis hermanos trabajan en Aspire, todo va fenomenal.

—¿Algún día se dirá que Xavi comenzó a ser entrenador en la Aspire Academy?

—Posiblemente lo decida aquí sí. Me gusta estar en el campo. Estoy aprendiendo, viendo donde encajo. Me preparo para ser en el futuro entrenador y director deportivo. Puedo ayudarles en aplicar mi experiencia en España.

—¿Qué ha absorbido en estos meses de su nuevo papel en el fútbol?

—He conocido gente fascinante. Me están ayudando mucho. Desde Iván Bravo, el director general de Aspire, a Roberto Olabe, el director de fútbol, pasando por Félix Sánchez, la mayoría del equipo son españoles; estoy aprendiendo mucho de ellos. Vivo la experiencia desde el otro lado. Antes era sólo jugador. Ahora, veo que hay metodología, muchas horas de trabajo, de vídeos, de estrategia, estudiando a los contrarios. Trabajamos con una generación de futbolistas que competirán con Catar en el Mundial 2022 dentro de siete años. Me está gustando mucho el reto, el proceso. No es fácil ser entrenador.

—¿Cómo le ven los jugadores a los que aconseja, por ejemplo, estos días entrando en el vestuario donde se juegan el pase a los JJOO en Río?

—Me ven con mucho respeto por mi trayectoria. Pero yo soy una persona afable, respetuoso, me gusta la broma, intento ser uno más, aunque es verdad que voy con pies de plomo porque me ven como futbolista del FC Barcelona que lo ha ganado todo. Sólo con mi presencia, que he vivido tantas cosas mi aportación es positiva para ellos.

—Puede comprobar usted la fortaleza del FC Barcelona en Catar. Desde que uno se monta en el avión hasta que pasea por las calles de Doha. ¿Qué piensa cuando ve la repercusión de la Liga?

—El fútbol español se sigue muchísimo. No sólo el FC Barcelona, sino también el Real Madrid. El Barça quizás un pelín más. El catarí nativo lo sigue todo. Ve todos los partidos de la Liga española. No va a los estadios porque en su casa tiene todos los partidos a través de 18 canales de Bein Sports. No sólo el fútbol, al catarí le apasionan las motos, el tenis. Todos los nuestros. Están invirtiendo para competir en el Mundial 2022.

—¿Cómo ve el Mundial?

—Es un desafío no sólo para Catar. Sino también para el mundo árabe. El Mundial será un éxito. Un país pequeño con unas infraestructuras extraordinarias. No habrá largos viajes. Todo el Mundial se podrá hacer sin aviones. Todo cerca. Una maravilla para aficionados y para los futbolistas. Desde el mismo hotel, uno puede ver un partido en un estadio, dos horas más tarde, otro. Será un Mundial fantástico. Todo el país está preparado para que salga bien.

«La Aspire Academy me forma para llegar a ser entrenador»
Comentarios