miércoles. 30.11.2022
borraz
La lanzadora de peso leonesa Mónica Borraz, durante su participación en una competición. GASPAR LUNA

La lanzadora de peso leonesa Mónica Borraz, que logró su segunda medalla de bronce en el campeonato de España absoluto, pese a ser aún atleta sub-23, cree que la tercera plaza y la marca obtenida ayer en el Nacional (14,95), la mejor suya al aire libre, "compensan un año que ha sido especial y muy diferente", señaló.

La discípula de Víctor Rubio valoró la presea obtenida, que repetía la lograda en 2019, porque "el desenlace de la prueba se puso muy tenso y eso quizá también sirvió para empujar en lograr el registro", apuntó.

Borraz presenció la victoria de su compañera de entrenamientos en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de León, la gallega María Belén Toimil, que rompía una hegemonía de doce años de la murciana Úrsula Ruiz.

"La verdad es que tenía ganas que se pudiera producir este cambio que siempre es positivo para cualquier prueba y puede que, cuando vuelva la normalidad de una temporada donde haya más pruebas, se puedan vivir enfrentamientos entre Belén y Úrsula e intentar competir con ambas", comentó la lanzadora leonesa.

Después del nacional absoluto, Mónica Borraz disputará el próximo fin de semana el campeonato de España de Federaciones Autonómicas con Castilla y León en Ciudad Real en una prueba que volverá a tener a las mismas rivales e incluso en mayor número al participar 17 lanzadoras.

Posteriormente, antes de poner punto a esta temporada marcada por el coronavirus, disputará a finales de septiembre el campeonato de España sub-23 donde es la indiscutible favorita para reeditar el título antes de despedirse de esta categoría.

La lanzadora de peso leonesa Borraz cree que el bronce y la marca compensan un año...
Comentarios