jueves 6/8/20
Fútbol | Primera División

Una Liga como una Catedral

San Mamés se convierte en un examen para el Real Madrid si quiere dar un paso casi definitivo al título

El tobillo operado deja fuera de combate a Hazard

El delantero Karim Benzema, a la derecha, no tendrá la compañía hoy de Eden Hazard. JUANJO MARTÍN
El delantero Karim Benzema, a la derecha, no tendrá la compañía hoy de Eden Hazard. JUANJO MARTÍN

Imponente incluso sin fieles y peligrosa para sus rivales, la moderna Catedral de San Mamés acoge este domingo un duelo que bien puede valer un título de Liga y una clasifición para Europa. En horario más propio de otros países, ya que jugar a las 14.00 horas (Movistar La Liga) en el mes de julio solo se puede justificar por el negocio televisivo, se miden dos equipos pujantes. Desde la nueva normalidad, el Real Madrid lo ha ganado todo, aunque tampoco ha maravillado, y aventaja en cuatro puntos al Barça a falta de cinco partidos. Si se le suma el ‘goal average’ favorable, esta renta es un tesoro a estas alturas.

Más profesional, sólido y efectivo que brillante, el Real Madrid está muy cerca de su objetivo. Como visitante venció a la Real Sociedad y Espanyol por la mínima desde la reanudación de la Liga y se prepara para un duelo muy físico. Se presenta en Bilbao molesto por no respetarse las 72 horas del protocolo entre encuentros y con Zidane obligado a las rotaciones para conseguir frescura tras el desgaste que les exigió el Getafe. Benzema, feliz ante los vascos De nuevo, pierde a Eden Hazard por molestias físicas en su tobillo operado. El belga ya fue reservado ante los azulones y no está para asumir el más mínimo riesgo. Tampoco viajaron por lesión el central Varane, que lo había jugado todo desde el regreso pero sufre una cervicalgia, y Nacho Fernández, que sigue sin recuperarse. Por lo tanto, Militao será la pareja de Sergio Ramos, defensa enorme y lanzador de penaltis de campeonato.

Una Liga como una Catedral
Comentarios