sábado 07.12.2019
opinión | sin afanes polémicos

Lo que pudo haber sido

Sin afanes polémicos martín

Reale Ademar lo intentó, luchó como siempre, pero hubo de inclinarse al lado amargo de la derrota, apenas por dos goles de diferencia. La lesión de Carlos Ruesga -faro, guía y ariete del equipo- tuvo mucho que ver en ella. El partido estuvo bastante nivelado y los ademaristas merecieron mejor resultado. Pero sabido es que el balonmano, como todas las cosas de la vida, el hombre primeramente incluido, son ellas y sus circunstancias. Y las circunstancias decidieron. La lesión de Ruesga, por ejemplo. Sin tiempo para lamentaciones, para examinar lo que pudo haber sido y no fue, Reale Ademar tiene que afrontar, mañana en el Palacio, un partido de liga frente al Villa de Aranda, nuevo en la ASOBAL; y el sábado tiene nuevo partido de la Copa de Campeones, también en el Palacio de Deportes, ante el Flensburg. Como he comentado muchas veces, es el ir y venir y marchar que lastra las posibilidades de un equipo esencialmente joven, con una plantilla corta. La noria de la temporada seguirá girando y Reale Ademar luchando haciendo honor a su lema: ¡Ademar a luchar!. Contando, con el decidido y entusiasta apoyo de la afición.

Por otra parte extraordinario el partido firmado por la Cultural en Soria. Y es el caso que no tuvo buen principio, puesto que fueron los sorianos quienes inauguraron el marcador; pero la respuesta, encabezada por el buen hacer de David Álvarez, con el concurso importante del conjunto, dieron a la Cultural la victoria envuelta en el celofán de la goleada. Seis goles que evidencian su capacidad goleadora.

Lo que pudo haber sido
Comentarios