jueves. 09.02.2023
RALLY

Loeb continúa su tranquilo paseo por Montecarlo en una jornada de abandonos

El piloto francés Sebastian Loeb, al volante de su Citroen Xsara, concluyó la segunda jornada del Rally de Montecarlo, primera prueba del Mundial, en primera posición después de adjudicarse tres de las cinco especiales en un día especialmente accidentado. Al término de esta jornada, Loeb aventaja en casi dos minutos al Peugeot 307 del finés Marcus Gronholm, y en dos minutos y ocho segundos al Ford Focus del alemán Toni Gardemeister. François Duval, Stephane Sarrazin y Armin Schwarz fueron tres de los pilotos que abandonaron la carrera tras salirse de la carretera en algún tramo de la segunda y tercera especial, que se hicieron muy duras para los participantes. Tanto el alemán como el copiloto de Duval tuvieron que ser trasladados en helicóptero al hospital, aunque ninguno de los dos sufrió lesiones graves. El primer tramo especial del día, disputado sobre 32 kilómetros, siguió con la tónica de ayer y, realmente, de los últimos tiempos. Loeb fue el mejor y sólo su compañero Duval, parecía poner en peligro alguna de sus victorias parciales. La segunda y la tercera fueron las más accidentadas. La cuarta especial, primera de la tarde, deparó el «scratch» de los hermanos Gilles y Hervé Panizzi, con dos segundos de ventaja sobre Solberg, y tres respecto a Bengue y Gronholm. En la quinta manga, Loeb se adjudicó la especial con una claridad abrumadora, aventajando en ocho segundos a los Panizzi y quince a Gardemeister.

Loeb continúa su tranquilo paseo por Montecarlo en una jornada de abandonos
Comentarios