lunes. 30.01.2023
SEGUNDA DIVISIÓN B

Los maestros del suspense

La victoria por encima de todo. Ese objetivo lo persiguen tanto los jugadores como la grada, pero los primeros eligen un camino distinto al que prefieren los espectadores y, claro, casi siempre aparece la bronca. La Deportiva
Vilches derribó a Alejandro en el área. La acción supuso penalti y expulsión para el meta asturiano
A este paso no va a haber un solo partido en El Toralín que termine dejando satisfechos a los espectadores. Y es que resulta casi de tratado psicológico el comportamiento de este equipo ponferradino en su propio campo. Resulta que ofrece instantes de buen fútbol, de juego brillante a ráfagas, eso sí, pero no es capaz de rematar la faena ni de mantener el nivel durante noventa minutos. Ayer había necesidad imperiosa de volver a la senda de los triunfos después de dos derrotas consecutivas. El equipo salió a medio gas durante unos minutos y el Avilés se dejó notar, aunque sin llegar con peligro real frente al marco de Álvaro. Poco después ya empezó a funcionar la maquinaria blanquiazul y las oportunidades de gol no se hicieron esperar. Primero desde la distancia. Mangas probó fortuna y Vilches no atajó el balón que luego Alejandro estrelló contra el cuerpo del cancerbero. El público se animó y eso se contagió a los jugadores. Villa abrió con maestría a la derecha, donde Cascallar rompió la cintura de su marcador y disparó sesgado a portería, atajando bien Vilches. Se había abierto la veda ofensiva y hasta Jechu se animó al disparo lejano que terminó por abortar otra vez el meta asturiano. Estaba claro que el gol era una cuestión de tiempo y así, en el minuto 27, un rechace desafortunado de la cobertura que ayer vestía de rojo puso el balón en las botas de Mangas. El charro centró medido desde la izquierda para que Cascallar rematara de cabeza ajustado a la escuadra para inaugurar el marcador. El de Cambados estaba siendo el mejor de su equipo y encontró un justo premio a su fútbol con este gol atípico para él. A partir de ahí bajó un poco el pistón la Deportiva y el Avilés buscaba la contra. Lobera realiza una excelente maniobra ante Jechu, al que salva con un caño de hermosa ejecución para centrar desde la derecha y su compañero Parente marra en la boca de gol. Aunque la Deportiva tuvo momentos de brillantez, no todos sus jugadores estuvieron afortunados. Jesús Panadero trabajó a destajo, como hace siempre, pero a cinco minutos del descanso no se dio cuenta de que tenía a Cascallar completamente solo para haber anotado el segundo y el cordobés optó por el disparo lejano que no ofreció problemas a Vilches. No ocurrió nada más digno de interés antes del intermedio, salvo la grave lesión del defensa asturiano Pablo que hubo de abandonar el terreno de juego en camilla. Nada más reanudarse el partido, la Deportiva puso más ventaja de por medio y lo hizo curiosamente en una acción de contragolpe. El Avilés saca un córner y el rechace defensivo llega hasta Alejandro, que se marcha del último jugador asturiano para cruzar todo el campo y plantarse solo ante Vilches. El meta lo derriba claramente y el árbitro, que estuvo bien, decreta penalti y expulsión en una decisión que no admite dudas.

Los maestros del suspense
Comentarios