martes 21.01.2020

Luis Ángel Duque, al borde de la prórroga

RAMIRO
RAMIRO

Un año después, el 16 de diciembre de 2003, la fortuna volvería a emparejar a la Cultural y al Atlético de Madrid, de nuevo en dieciseisavos de final de la Copa del Rey, y ahora con Luis Ángel Duque como técnico culturalista. El madrileño no cesó de moverse en el banquillo. No le faltó al final del partido, cuando estuvo a punto de forzar la prórroga, al explicar sobre lo que habría pasado en caso de que Fernando Torres no hubiera anotado el gol de la victoria a falta de dos minutos para la conclusión del choque copero. «A cojón visto, macho es», con su clásico chascarrillo lleno de ironía, razonó la eliminación en el torneo de Copa.

Luis Ángel Duque, al borde de la prórroga
Comentarios