domingo. 29.01.2023

Si Luis Enrique cae se abre un incierto futuro para la mayoría de ‘sus jugadores’

La lista para la Copa del Mundo ha sido tan ‘made in Luis Enrique’ —la presencia de siete extremos y un solo punta puro, Morata, así lo atestigua— que resulta complicado definir el horizonte si el técnico gijonés y la Federación acuerdan la próxima semana romper su relación para abrir un nuevo ciclo. Al margen de atraerse los focos y situarse en el centro del debate para proteger al vestuario de posibles críticas, lo cierto es que declarar sin tapujos que él es el líder del combinado nacional corrobora hasta qué punto se considera el creador de un proyecto singular, diferente, único.

La mezcla entre una juventud desbordante y la veteranía y la experiencia de jugadores como Busquets, Koke y Azpilicueta, por mencionar a los tres tótems de la caseta, no ha funcionado.

Si el gijonés continuase su rigidez queda en entredicho. Si hay relevo en el banquillo habrá que comprobar el tipo de fútbol que propone el nuevo inquilino y si se ajusta a lo anterior. Hay jugadores que parecen indiscutibles —Pedri y Gavi, por ejemplo—, pero hay otros ‘nacidos’ con el gijonés que despiertan recelos —Ferran, Pau Torres, Eric García, Llorente, Yéremy Pino, Guillamón...—. Para resetearse España necesita nuevos referentes que marquen el camino desde ahora.

Si Luis Enrique cae se abre un incierto futuro para la mayoría de ‘sus jugadores’
Comentarios