miércoles. 30.11.2022

Real Madrid y Athletic de Bilbao protagonizarán mañana la segunda semifinal de la Supercopa de España. En su caso el partido se disputará en Málaga. El conjunto de Marcelino afronta su participación en la Supercopa, la quinta de su historia, con el objetivo de conquistar el tercer título en esta competición e igualar así en el palmarés al Deportivo de La Coruña, tercero en el ránking histórico por detrás del Barcelona (13) y Real Madrid (11).

El equipo rojiblanco se estrenó en la Supercopa en su segunda edición, la de 1984, como campeón de Liga ante el Barcelona. En la final, a doble partido, perdió primero en San Mamés por 1-3 (Sarabia/Rojo, Carrasco y Alexanco) y en la vuelta ganó por un insuficiente 0-1 (Endika) que dio el título a los azulgranas. Al año siguiente, en 1985, el Athletic se llevó el título a sus vitrinas automáticamente como campeón de Liga y Copa del curso anterior.

Marcelino aseguró que encaran la Supercopa «con la máxima ilusión» de conquistar un título que tienen «a dos partidos», el primero de ellos la semifinal del próximo jueves en Málaga frente al Real Madrid.

Por su parte, el francés Zinedine Zidane dirigió ayer la segunda sesión de entrenamiento de su equipo en el estadio Ciudad de Málaga. La plantilla blanca, que comenzó a trabajar en la capital de la Costa del Sol el lunes, a donde llegó directamente desde Pamplona, se volvió a ejercitar bajo un radiante sol con las excepciones de Dani Carvajal y el serbio Luka Jovic, que se quedaron en Madrid para recuperarse de sus respectivos problemas físicos. Pero de Jovic suena cada vez con más fuerza una salida en este mercado invernal. Varios medios apuntan a que está cerca del Eintracht alemán.

Los jugadores completaron el trabajo previsto de circulación, presión, disparos a balón parado, ejercicios de posesión y ataque a campo completo, para terminar con partidillos.

Madrid y Athletic se juegan la otra plaza para la final
Comentarios