viernes 06.12.2019
Fútbol

El Madrid no castigará a Bale

■ Ni Zidane ni tampoco Florentino se plantean una sanción al delantero galés ■ El equipo blanco retoma la Liga con las lesiones de James y Lucas Vázquez
Bale y James ya entrenan con el resto de sus compañeros tras sus partidos internacionales. BALLESTEROS
Bale y James ya entrenan con el resto de sus compañeros tras sus partidos internacionales. BALLESTEROS
 

Barcelona y Real Madrid retomarán mañana su pulso en la cabeza de la Liga y calibrarán los efectos del parón internacional. El tan temido ‘virus Fifa’ ha golpeado a los blancos, que pierden por lesión a James a causa de un esguince en el ligamento interno de la rodilla izquierda producido en el entrenamiento previo al amistoso que disputó la selección colombiana contra Perú el viernes anterior en Miami y también a Lucas Vázquez, al que ayer se le cayó una pesa encima del pie, pero ha dejado indemnes a los azulgranas para alivio de Ernesto Valverde, que pudo trabajar ya este jueves con el plantel al completo a excepción de los lesionados Jordi Alba y Semedo, únicas bajas para el encuentro ante el Leganés junto al sancionado Sergi Roberto.

 

Con el clásico del 18 de diciembre cada vez más cerca y empatados a 25 puntos en la cima de la clasificación pese a contar con un partido menos que sus rivales, el cuadro de Zinedine Zidane y el conjunto de Valverde precisan la victoria antes de afrontar las decisivas citas de la próxima semana en la Liga de Campeones. Ni culés ni merengues han sellado aún su pasaporte para octavos y un tropiezo ante Borussia Dortmund y París Saint-Germain, respectivamente, revestiría con tintes de final sus compromisos en la última jornada de la fase de grupos, por lo que tanto el preparador marsellés como el técnico extremeño habrán de dosificar esfuerzos.

 

Mantener la dinámica es el desafío en Concha Espina, con la Real Sociedad como primer rival para tamizar las secuelas de dos semanas que, al margen de la lesión de James, dejan a Zidane con una disyuntiva: indultar a Bale tras su polémica celebración de la clasificación de Gales para la Eurocopa, convirtiendo el choque en un plebiscito del Bernabéu sobre el ‘11’, o reservarle a la espera de que amaine el temporal. El ‘Expreso de Cardiff’ volvió a trabajar con el grupo este jueves, algo que no hacía desde el 4 de octubre. Al día siguiente asistía a Benzema en el primer tanto frente al Granada y se iba con su selección. Un viaje del que regresó lesionado aunque sin parte oficial y que le tuvo 29 días preparándose en Valdebebas para acudir de nuevo a la llamada de los ‘Dragones’. Cumplimentado su anhelo de estar en la Eurocopa, acapara focos por el último de una larga lista de desplantes que han colmado la paciencia del madridismo.

 

Proteger al grupo del incendio desatado por Bale es misión de Zidane, que recibió también este jueves los ‘refuerzos’ de Sergio Ramos, Hazard, Courtois, Kroos, Casemiro, Militao y Rodrygo tras recuperar el día anterior a Varane, Carvajal, Valverde y Areola. Lucas Vázquez, con un dedo del pie derecho fracturado, se sumó a una enfermería en la que permanecen Asensio, Nacho y el citado James. El Madrid espera retomar la competición con una victoria.

El Madrid no castigará a Bale
Comentarios