lunes. 27.06.2022
Gareth Bale entrena sin conocer su futuro en el Real Madrid. JUTRAS

Todo es incierto en torno a la figura de Gareth Bale. Nadie en el Real Madrid se atreve a asegurar lo que deparará su regreso al club con un año aún por cumplir de su contrato, sin intención de volver a pagar parte de su ficha en una última cesión y con la esperanza de que uno de los técnicos que más exprimió su fútbol, Carlo Ancelotti, pueda obrar el milagro.

Bale cumple 32 años con su futuro en el mundo del fútbol por definir. Escuchando con fuerza rumores de retirada en un momento en el que la crisis profundizada por la pandemia estira carreras, en el que el mayor cuidado del futbolista impulsa retiradas cada vez más tardías. La media de edad del jugador en el fútbol español se ha incrementado ostensiblemente en los dos últimos cursos. Para ello es clave la ilusión. Y el galés la perdió, al menos en el Real Madrid, hace tiempo.

Palabra de Bale
«Tendré una conversación con Carlo Ancelotti y veré entonces qué pasa»

Sólo un reencuentro con Ancelotti hace albergar alguna esperanza para que Bale termine su irregular andadura por el Real Madrid con dignidad deportiva. Figura que apareció en numerosos éxitos del pasado, decisivo en finales como la Copa del Rey de 2014, ante el Barcelona, con una carrera para la historia en su primera temporada, o sus tantos en las finales de Liga de Campeones a Atlético de Madrid y la icónica chilena al Liverpool en Kiev.

Jugador clave en la conquista de cuatro ‘Champions’ en cinco ediciones, pero también marcado por un sinfín de lesiones, por la ausencia de compromiso en gestos que le sentenciaron para el madridismo, como marcharse del Santiago Bernabéu en pleno partido de citas decisivas o mostrar más pasión por el golf que por el fútbol pese a tener uno de los contratos más altos de la plantilla. «Sé que Carlo ha vuelto y me llevo realmente bien con él. Estoy seguro de que tendré una conversación con él y veré entonces qué pasa», afirma bale.

El Madrid desconfía de Gareth Bale, con 32 años y un futuro por definir
Comentarios