viernes 03.04.2020
Fútbol | Primera División

El Madrid mantiene el paso firme

Benzema celebra su gol que sellaba el triunfo del Real Madrid frente al Espanyol. EMILIO NARANJO
Benzema celebra su gol que sellaba el triunfo del Real Madrid frente al Espanyol. EMILIO NARANJO

Sin demasiada brillantez pero con compromiso, el Real Madrid sacó un triunfo más farragoso de lo previsto ante un Espanyol valiente (2-0) que compitió como pocas veces este curso para morir como casi siempre, romo en ataque y ajusticiado atrás pese al soberbio partido de Diego López. Un tanto de Varane en el primer tiempo y otro de Benzema en el segundo permitió enlazar al conjunto de Zinedine Zidane su cuarta victoria consecutiva en Liga, racha inédita desde los tiempos en que Santiago Solari amagó con resucitar a una escuadra tocada de muerte en las primeras semanas del año que está a punto de expirar y que ahora, al dictado del marsellés, avanza cada vez más sana.


Prolonga el Real Madrid su estado de gracia y mantiene con firmeza el pulso liguero con el Barça gracias a las dianas de dos de los integrantes de su legión francesa en un choque de enorme bravura que agudiza la crisis del Espanyol. Volvió a hincar la rodilla el cuadro perico en un feudo en el que no gana desde hace 23 años y no suma desde la campaña 2012-2013, abocado a 22 finales en las jornadas que restan de Liga. Veintitrés citas vitales aguardan al Real Madrid, que las otea con espíritu diametralmente opuesto, pletórico de confianza y recuperando piezas merced al afán de Zidane de enchufar a todos. Al carro su subió de nuevo Vinicius, sobresaliente en su vuelta al once mes y medio después de su última aparición de inicio en Son Moix. La ovación con que le despidió el coso de Chamartín fue el más que debido tributo a un diamante que volvió a destellar el fulgor que le convirtió en la gran esperanza del madridismo el día en que su equipo abrochó su triunfo número 1.700 en Liga. Y es que a este Real Madrid le sale ahora todo redondo.

 

Ni las bajas hicieron esta vez mella en el equipo de Zidane.

El Madrid mantiene el paso firme