viernes 14/8/20
Fútbol | Liga de Campeones

El Madrid sale airoso del trámite

Los goles de Rodrygo, Vinicius y Modric, permiten a los blancos cerrar con victoria en Bélgica su  periplo por la fase de grupos
Rodrygo trata de superar a un rival. LECOCQ
Rodrygo trata de superar a un rival. LECOCQ

Con el freno de mano puesto en un partido anodino en el primer tiempo pero que se animó en el segundo, el Real Madrid cerró venciendo en Brujas (1-3) su periplo por la fase de grupos de la Champions y aguarda a que el sorteo del próximo lunes establezca el veredicto de un titubeante deambular que podría abocarle a un pulso volcánico en octavos con alguna de las superpotencias que figurarán en el bombo de los líderes de grupo.

Sobró el trámite en el Jan Breydel, convertido apenas en una oportunidad de reivindicarse para el pelotón de aspirantes al que recurrió Zidane. La aprovechó Areola transmitiendo seguridad bajo palos, Isco como faro en los minutos en que su equipo sufría para trenzar y hasta Militao de no ser por un error que le costó a los blancos el tanto del Brujas. Pero sobre todo Rodrygo y Vinicius, goleadores como en aquella jornada liguera frente a Osasuna en la que la segunda unidad del Real Madrid se movió al ritmo de samba de su ‘millennials’ brasileños.

La desperdició en cambio Jovic, seco de nuevo, desconectado e intrascendente más allá de un buen disparo en el primer tramo de la contienda y una aparición en la acción que desembocaría en la diana de la victoria. .

Seis cambios en el juvenil once del marsellés respecto al compromiso ante el Espanyol pero con Casemiro de alguacil para evitar el despendole y refrendar que no era un «amistoso», como enfatizó el preparador, que no da respiro a su apagafuegos ni con el armisticio ya firmado en la Champions y vigente hasta mediados febrero. Tres variantes aportó Philippe Clement al bloque que acarició la campanada en el Santiago Bernabéu, con Kossounou relevando en el lateral derecho al lesionado Mata y Balanta y Vlietinck como reemplazos de Rits y Diatta en el Brujas, cuyo atosigamiento obligaba a extremar las cautelas para evitar una pérdida que facultase la salida en estampida de los ‘blauw-zwart’. La tensión dispar con que acudían los contendientes tuvo su correlato en el césped. El Brujas, que exponía su presencia en la Europa League, saltó en busca de un gol tempranero que encarrilarse el pleito. Pero poco a poco fue diluyéndose ante un Madrid que no obstante tuvo que esperar a la segunda parte para allanar su triunfo.

El Madrid sale airoso del trámite