viernes. 19.08.2022

Fonsi Loaiza (Cádiz, 1990) se define como un periodista que se encuentra «desilusionado con la profesión» y optó por escribir un libro en torno a la figura del presidente del Real Madrid, con raíces familiares en tierras leonesas, concretamente en Santas Martas, localidad en la que su fallecida esposa María Ángeles Sandoval, más conocida por Pitina, había sido nombrada ‘hija adoptiva’ porque había pasado su infancia y adolescencia en la citada localidad leonesa. El libro de Fonsi Loaiza lleva por título ‘Florentino Pérez, el poder del palco’.

—¿Conoce bien a Florentino Pérez como para escribir un libro con afirmaciones tan contundentes de su poder, su influencia y su presunta implicación en multitud de casos de corrupción?

—Llevo estudiando e investigando durante bastantes años sobre la persona de Florentino Pérez, tanto por lo que se refiere a su actividad deportiva como a la empresarial. Pero sí, la verdad es que trato personal con Florentino Pérez no he tenido, porque ya tengo bastante con saber lo que opina.

—Entonces, ¿por qué sabe y conoce sus opiniones, reacciones y valoraciones si nunca ha tenido relación con Florentino Pérez?

—Porque llevo durante muchos años observando y estudiando su influencia en los medios de comunicación y su manera de monopolizar capital con sus empresas. Así aparece en mi tesis doctoral de la Universidad Autónoma de Barcelona en 2018. Me he documentado en la hemeroteca con muchísimas fuentes empleadas, por lo que el libro da mucho de sí, con sus enlaces correspondientes.

—¿Cómo es Florentino Pérez bajo su punto de vista?

—Ha creado una imagen que él ha proyectado en los medios de comunicación de que es un ser superior, cuando realmente es todo lo contrario.

—¿Por qué dice eso, en qué se basa?

—A mí me llama la atención cómo el jefe de seguridad del Real Madrid me dijo fíjate que conozco a Florentino Pérez desde hace 20 años que llevo trabajando en el Real Madrid y nunca le he visto coger un libro. Con ello quiero decir que Florentino Pérez se da el halo de ser un tipo muy cuidadoso. Pero no es así. Lo que realmente ha sabido manejar es un régimen del 78, que se creó cuando él tenía muy buenas relaciones. No es que Florentino sea muy inteligente o muy culto, porque no tiene interés ninguno por la cultura ni con nada relacionado con la cultura. Además a Florentino sólo le interesa el fútbol porque le da negocio a su empresa. Si no a él no le interesaría el fútbol lo más mínimo.

—¿Por qué dice lo del régimen del 78?

—Porque las vivencias de Florentino Pérez son las de una persona que se presenta en la supuesta democracia que está ahí en España en 1978 como secretario general de un partido, el Partido Reformista Democrático, y es el menos votado de la historia de la democracia. Además, nadie lo elige en España como secretario general de un partido y después consigue ser más poderoso que un presidente del Gobierno, sin ni siquiera presentarse a las elecciones. Mi valoración es que entonces estamos ante un timo de la democracia en la figura de Florentino Pérez. Una persona, que cuando se ha presentado, había sido financiado, entre otros, por todos los banqueros.

—¿Cree que en política vale todo?

—No entiendo que con esta forma de gestión de empresa, Florentino consiga ser más poderoso que un presidente del Gobierno. Yo me pregunto, ¿en qué democracia estamos si después mandan estos empresarios de Florentino Pérez? Y lo que manda es el palco de Florentino Pérez, que es donde se hace más política que en el Congreso de los Diputados, que por cierto dicho Congreso de Diputados está controlado por Florentino Pérez, con los servicios externalizados y privatizados a sus empresas. También es el que hace la limpieza en el Ministerio de Defensa y al final va controlando con todas las privatizaciones a España entera.

—¿Por todo esto que narra es por lo que se le ocurre publicar este libro?

—Había una dejadez por parte de mis compañeros en la prensa deportiva y yo veía que no estábamos haciendo bien nuestro trabajo. Considero que lo que se hace es un hooliganismo barato y un circo show esperpéntico. Los periodistas son parte de ese circo montado para el fútbol y el deporte así sólo sirve para esconder otras cuestiones corruptas con las que hay que acabar. A los poderosos que tienen el control no les interesa lo más mínimo la cultura deportiva, sólo persiguen la cultura del pelotazo.

—¿Piensa que Florentino Pérez sigue teniendo mucho poder o ha bajado su nivel después de que no se haya cristalizado el fichaje de Kylian Mbappé?

—Ahora hay algún fondo de inversión que manda más que él y lo está pasando por encima. En la Superliga se demostró que tampoco mandaba tanto como él pensaba fuera de España. La verdad que su estado físico yo lo veo un poco en estado de decrepitud física, yo creo que casi hasta mental cuando presentó la Superliga tan mal aconsejado.

—¿Cómo sintetizaría su libro?

—Es un resumen de la red de intereses que ha creado Florentino Pérez en España. Parece que no existen los oligarcas, pero ya se habla de oligarca ruso o clubes Estado, como si el Real Madrid no lo fuera. O Florentino Pérez no fuera un oligarca. Más que oligarca yo creo que Florentino Pérez es el cacique del pueblo que existía en España anteriormente. Ese cacique del pueblo que va a las plazas de los pueblos a coger jornaleros por contratos de mierda y ahora va a las plazas de las ciudades a contratar a la gente con contratos basura.

«Manda más el palco de Florentino que el Congreso de los Diputados»
Comentarios