domingo 24/10/21

Marc Márquez vuelve a encontrarse con Marc Márquez

El español regresaba a la competición nueve meses después y lo hizo con una actuación a la altura del piloto que ha marcado la última década de MotoGP
marc
Marc Márquez en el circuito de hoy. JOSE SENA GOULAO

Un par de minutos después de las diez de la mañana de este viernes, las once en horario peninsular, Marc Márquez cerraba la visera de su casco y volvía a subirse a una MotoGP. Menos de cuarenta y cinco minutos después se quitaba el casco y mostraba una amplia sonrisa. La prueba de lo que él mismo definió después en sus redes sociales como "felicidad", la que le había provocado su regreso a la competición tras 265 días de ausencia. El campeón español tuvo tiempo de completar catorce vueltas en el Circuito Internacional del Algarve, sobre un asfalto en no muy buenas condiciones por la lluvia caída durante el día anterior, y marcar el tercer mejor registro, a 251 milésimas del más rápido, Maverick Viñales.

Fue la primera constatación de que, pese a su larga ausencia, la esencia de Márquez se mantenía intacta.

"Es lógico que se hable del resultado de Marc en la clasificación, pero las condiciones no eran las más correctas", señalaba en los micrófonos de DAZN su técnico, Santi Hernández, buscando dar cordura a la posible euforia que se desatase. "Veremos qué pasa, pero lo más importante es que el domingo salimos a carrera, que es algo que hemos esperado mucho tiempo. Para nosotros ya es una victoria que pueda correr el domingo", agregaba.

En el segundo entrenamiento libre, con la pista ya en unas buenas condiciones, Márquez pudo llegar hasta los 18 giros, en una sesión en la que no se le vio todo el rato en los puestos delanteros, y dando la sensación de ir administrando fuerzas: una vuelta de toma de contacto, otra apretando, descanso, de nuevo apretar, tanda de tres giros seguidos, otro de relajación. Así hasta el último intento, una vuelta en la que se vio al Marc agresivo de siempre, con susto incluido y con un tiempo que le permitió finalizar la jornada del regreso con el sexto mejor registro, a 0.473 segundos del mejor, Pecco Bagnaia, como mejor Honda y a solo 54 milésimas de la tercera plaza, ocupada por el campeón Joan Mir.

"A mí no me ha sorprendido la actuación de Marc", aseguraba el mallorquín, que terminó por detrás de Fabio Quartararo y justo delante de su compañero Alex Rins. "Sabemos que aquí la Honda funciona muy bien y que son todos rápidos. Y también sabemos el potencial real que tiene Marc. No es que haya llegado con el brazo mal, sino al cien por cien y puede apretar al cien por cien. Sabe claramente cómo llevar una MotoGP y es normal que vaya así de rápido. De Márquez ya no me sorprende nada por todo lo que ha hecho", agregó Mir.

Prudencia "La última vuelta ha sido un poco loca. De hecho, no me ha gustado aunque he hecho una buena salvada. Pero, no sé, es mi estilo de pilotaje.", confesaba por su parte un sonriente Márquez que, en cualquier caso, quiere mantener un discurso prudente a la espera de entender hasta dónde puede llegar. "Ahora te diría una cosa y mañana seguramente otra, porque todavía no han salido las agujetas, no ha salido la fatiga, y soy consciente de que mañana me levantaré peor. Ya me avisaron los doctores de que durante el fin de semana iré a menos, pero no quiere decir que eso sea malo.

Lo más lógico es que a nivel de fuerza vaya a menos y que sea en la clasificación cuando sufra más, porque con neumático nuevo es con lo que me está costando más", explicó.

Márquez reconoció que aún no puede disfrutar mucho sobre su Honda y que nota la falta de fuerza en el brazo derecho, aunque también señaló que a él mismo le sorprendió cómo se había desarrollado su primera jornada.

"Por eso he llegado al box sonriendo, sobre todo por la sensación de estar encima de la moto y luego también por el resultado. Me ha sorprendido mucho estar cerca de ellos. Esa no es la prioridad número uno ahora, pero te hace ver y entender el nivel desde el que empiezas después de nueve meses", incidió.

El rendimiento del de Cervera este sábado volverá a ser el gran foco de atención en Portimao, aunque será mucho más lo que se ponga en juego, teniendo en cuenta la igualdad de MotoGP y lo importante que está siendo el lograr una buena posición en parrilla. Por lo visto en la primera jornada, Suzuki tiene un buen entendimiento con la pista lusa, al igual que los dos pilotos oficiales de Yamaha, Quartararo y Viñales (séptimo), ganadores de las dos primeras carreras de 2021. También las Ducati, de la mano de Bagnaia, de Jack Miller (quinto) y del líder Johann Zarco (octavo), tuvieron un buen rendimiento, a la espera de entender si el local Miguel Oliveira (noveno), el gran dominador del gran premio del pasado curso, cuando logró la 'pole' y una contundente victoria, es capaz de volver a imponer su ley.

Marc Márquez vuelve a encontrarse con Marc Márquez
Comentarios