lunes 1/3/21
Balonmano

Sin margen de error para España

Los Hispanos se miden a Polonia obligados a sumar un triunfo que allane su camino hacia la siguiente fase

Los ademaristas Rubén Marchán y Piechowski serán rivales en la pista en un pulso con tintes de decisivo

Jordi Ribera dirigió ayer el entrenamiento de España en el día previo al encuentro frente a Polonia del Mundial de Egipto. RFEBM

España inició su camino hacia la conquista del Mundial con un empate frente a Brasil. Un resultado que aunque no supone un escollo insalvable va a obligar a los de Jordi Ribera a no despistarse m´s si no quieren comprometer el objetivo que hace pocos días fijaba el seleccionador de los Hispanos de llegar a lo más alto posible.

Aunque por méritos los españoles merecieron más frente a los brasileños, bien es cierto que al final incluso peligró la consecución de un punto que salvaba casi in extremis Entrerríos con su gol a siete segundos para el final. Ese empate supone que España cuenta con menos margen de error y por eso el triunfo frente a Polonia en la jornada de hoy (20.30 horas) se presenta como decisivo. Máxime si su oponente sí hizo los deberes en la jornada inaugural superando a Túnez.

Para ello, los Hispanos, con el ademarista Rubén Marchán como uno de sus integrantes, deberán mejorar notablemente las prestaciones que ofrecieron ante el equipo sudamericano, en un duelo en el que los de Jordi Ribera acusaron la falta de rodaje con la que han llegado al torneo.

Balonmano

Y es que pese a la compenetración existente entre los internacionales españoles, lo que les permite, como recalcó Ribera, «recuperar rápidamente los automatismos del juego», España se vio lastrada por los tan sólo dos partidos que ha disputado desde que se proclamó campeona de Europa por segunda vez consecutiva en enero de 2020.

Mejorar en el ataque
Para doblegar a los polacos España necesita contar con una mayor solvencia ofensiva

Especialmente en ataque, donde el equipo español nunca fue capaz de dotar de la fluidez necesaria a su juego ofensivo, con períodos de «apagón» absoluto, como los casi ocho minutos que encadenó sin marcar en el ecuador de la segunda parte. Una ‘sequía’ que impidió a los Hispanos rentabilizar los hasta seis goles de ventaja (24-18) con los que llegó a contar en el arranque de la segunda mitad. Asignatura que la selección española deberá aprobar si quiere doblegar a un conjunto polaco, que si por algo destaca es por su solidez defensiva.

Grupo BLiderado por los gigantescos hermanos Maciej y Tomasz Gebala, Polonia presenta una cerradísima defensa 6-0, en la que los de Patryk Rombel intentan hacer valer los muchos kilos y centímetros con los que cuentan los jugadores polacos.

La defensa ya les permitió sobrevivir al gris partido que protagonizaron los cancerberos polacos Piotr Wyszomirski y Adam Morawski ante Túnez, que tan sólo firmaron cuatro paradas ante el conjunto norteafricano.

Pero para derrotar a Polonia, que se impuso por 28-30 a Túnez en la primera jornada, el conjunto español no sólo deberá recuperar su mejor versión en ataque, sino que también deberá dar un paso más en defensa. Al igual que ocurrió en ataque, la defensa español, el pilar donde se han sustentado los éxitos de los «Hispanos», nunca logró rayar a su nivel en el choque ante Brasil. Sobre todo en la variante 6-0, en la que los de Jordi Ribera, tal y como ya les ocurrió en el último amistoso ante Croacia, nunca encontraron la distancia para controlar a los «cañoneros» sudamericanos sin desatender la marca de los pivotes, el camino por el que Brasil alcanzó el empate.

En el encuentro se cruzarán los caminos dos jugadores del Abanca Ademar, compañeros esta campaña en el club leonés pero que durante los 60 minutos del encuentro de hoy serán rivales, cada uno defendiendo sus intereses. Y ambos en el puesto de pivote. Por España Rubén Marchán y por Polonia Mateusz Piechowski. Cada uno buscará salir airoso en un envite de altos vuelos y mucho en juego en este reto mundialista.

Sin margen de error para España