sábado. 04.02.2023
fútbol. tercera división

Más que Huracán, brisa (1-7)

La Virgen logra una goleada histórica a costa de un equipo trepalense con poca actitud y que acaba entregado ante una escuadra que no quiso hacer más sangre.
Moussa, a la derecha, pasó desapercibido en su debut con la elástica trepalense.

El Huracán Z fue un juguete roto en manos de La Virgen, siendo superado de principio a fin por su rival para terminar sucumbiendo por un más que elocuente 1-7 al término de los noventa minutos de un derbi que apenas duró nueve minutos, el tiempo que tardó Ramírez en abrir la cuenta goleadora de su equipo.

Se esperaba mucho más del derbi que ayer protagonizaron Huracán Z y La Virgen. El equipo trepalense volvía a jugar ante su afición más de un mes después de su última intervención y los resultados cosechados hasta el momento, a pesar de ser derrotas, invitaban a esperar que al menos pusiera en dificultades a un La Virgen que llegaba a este encuentro marcado por las dudas y la incertidumbre después del juego desplegado ante Deportiva B y Numancia B, pero todo se disipó en los primeros minutos del mismo, porque los de Roberto Carlos no dieron ninguna opción a un rival que se mostró timorato, sin acierto y con muy poca actitud.

El derbi comenzó a decantarse en el minuto 9. Un saque de portería de Óscar llega a Ramírez en la frontal del área, para batir a Iñaki tras controlar el mismo con un remate mordido y en semifallo.

Sin apenas tiempo para reponerse del mazazo inicial llegaría el segundo gol visitante, siendo su autor Vila que remató de forma espléndida sobre la portería trepalense, estableciendo el 0-2 cuando se cumplía el minuto 14.

Con el partido encarrilado La Virgen se da un respiro, aunque Ramírez y Vila, éste en meno medida, traen de cabeza a una zaga endeble que apenas podía contrarrestar las penetraciones de los delanteros visitantes.

En el minuto 36 llegaría el 0-3 siendo su autor Vila tras realizar un espléndido control y aprovechar el error de marca de Agustín. Un minuto después Jesús, en un arranque de orgullo logra batir la meta defendida por Óscar, estableciendo un esperanzador 1-3 con el que se llegó al descanso.

En la reanudación el Huracán Z dio muestras de su escasa ambición, aumentando la diferencia Rivadulla al batir con un taconazo la portería local. Era el 1-4 cuando se cumplía el minuto 58. Sin embargo, lo peor estaba por llegar para los trepalenses, porque en apenas cuatro minutos Toño, Charly y Ramírez iban a colocar un histórico 1-7 en el marcador del Rafa Tejerina cuando todavía restaban quince minutos para la conclusión. Afortunadamente para los huracanistas los visitantes no quisieron hacer más sangre.

Más que Huracán, brisa (1-7)
Comentarios