sábado. 28.01.2023

Más pases de control La Copa Navidad despide la temporada

Con la nueva normativa, un mayor número de pescadores podrá disfrutar de los Arecs la próxima temporada.
Magnífico ejemplar de trucha capturado en Puente Paulón.
Magnífico ejemplar de trucha capturado en Puente Paulón.

La aplicación de la Nueva Ley de Pesca en Castilla y León ha supuesto la pérdida de un número de licencias que puede cifrarse en unas 80.000 y que podrían ser más sin las que se sacan para pescar cangrejos, una afición que cuenta con gran tradición. Pese a que los pescadores tradicionales no han sabido organizarse como un grupo de presión, cosa que sí han hecho los partidarios de la pesca sin muerte pese a ser menos numerosos, los responsables políticos temen las consecuencias electorales si el cabreo generalizado entre los primeros es aprovechado por algún partido político de cara a los próximos comicios del mes de mayo.

La pésima gestión que, en la pasada temporada, han tenido los ARECS (Aguas de régimen especial controlado) en las que se pueden aprovechar dos capturas, ha incidido aun mas, si cabe, en el desencanto del colectivo de pescadores antes citado. Además hay que considerar que un importante número de licencias, las que se dan a mayores de 60 años y a niños, son gratis, y son muchos los jubilados que, aun teniendo licencia, han abandonado la práctica de la pesca. Basta con ir al río un día normal para comprobar los estragos que, en el número de pescadores, ha supuesto la mencionada Ley.

Los responsables políticos de la Junta son conscientes de este hecho y, aunque de forma parcial, pretenden parchear el roto que ha causado la nueva Ley, aunque cuestión diferente es que lo consigan. Sin renunciar al control de los pescadores, que deben solicitar y conseguir un AREC, en los anexos a la normativa anual aparecen nuevos e interesantes tramos de pesca, bien diferentes a los que antes había y que en opinión de muchos pescadores parecían escogidos «a traición». También cambia la forma de elección que «a priori» resulta mucho más racional y equitativa, si bien habrá que esperar para comprobar sus efectos en los pescadores. Entre los nuevos ARECS destacan por su calidad lo antiguos acotados de Marne y La Bañeza.

Marne, en la parte final del río Porma, se extiende incluso a un par de tablas en el Esla desde su confluencia. Es un tramo muy bonito, con serenas tabladas y raseras, corrientes cantarinas y pozos con abundante maleza que sirven de refugio a las truchas. Comenzó siendo un coto intensivo de trucha común, repoblado regularmente con truchas de la piscifactoría de Vegas del Condado. Posteriormente pasó a régimen común y, aunque últimamente ha decaído mucho, y apenas se expedían permisos, su proximidad con la capital le convierte en un AREC muy atractivo. Los martes, miércoles, sábados y domingos se expedirán hasta treinta pases de control. En el antiguo coto de La Bañeza (Puente Paulón) se darán, durante los mismos días, hasta 24 pases. Este tramo bajo del Órbigo cuenta con el aliciente de sus grandes truchas. Además suele discurrir corto de caudal, lo que le hace muy atractivo para el pescador de mosca seca. Pero no son éstos los únicos tramos AREC que merecen la pena por lo que resulta conveniente repasar los anexos de la Orden General de Vedas publicados el pasado viernes día 26 de diciembre.

Cuarenta aficionados, muchos leoneses, pero también llegados del resto de Castilla y León, Madrid, País Vasco o Galicia, han disputado la copa Navidad que en los últimos años organiza Deportes Santana. Se trata de un torneo amistoso por equipos de cinco pescadores que compiten para lograr las veinte cestas de Navidad que constituyen el premio para los cuatro primeros equipos.

La fecha escogida coincide con el día de los Santos Inocentes y los participantes suelen ir ataviados para la ocasión. La jornada comenzaba de forma temprana con una fuerte helada que se fue suavizando a medida que avanzaba el día y el Sol iba tomando fuerza.

Mañana espléndida aunque fría en la que las truchas, poco activas por la temperatura, se fueron animando. Ya por la tarde se levantaba una ligera brisa que puso dificultades a unos aficionados muy competitivos pese a ser un torneo amistoso. El campeonato se realizó por puestos y en cuatro mangas. El recuento final superaba ampliamente los trescientos peces, pero con notables diferencias entre unos tramos y otros y entre unos pescadores y otros. El triunfo se lo llevó un combinado en el que figuraban Jon Huerga, Aitor Fernández, Isaí Ferreras y Manuel Iglesias. El segundo puesto lo conseguía el equipo capitaneado por el gallego campeón del mundo David Arcay y el tercero fue para el equipo encabezado por Juanmi Barrientos. En el nuevo año la competición se reanudará a partir del mes de febrero.

Más pases de control La Copa Navidad despide la temporada
Comentarios