miércoles 25/5/22
José Juan Barea. JUGADOR LEONÉS CAMPEÓN DE LA NBA 2010-2011 con DALLAS MAVERICKS

«Mi sueño es jugar en León antes de retirarme»

Sueña con jugar en el país de sus bisabuelos. Con el lockout ha estado cerca aunque también es consciente que con un anillo de campeón de la NBA su presente pasa ahora por aprovechar estos años para dar más lustre a su palmarés. Pero Barea no se olvida de un sueño que desea cumplir antes de que se retire, vestir la camiseta de un ACB «y espero que sea con la de Baloncesto León». En una entrevista en exclusiva con Diario de León desde Puerto Rico ‘JJ’ también hace una promesa, viajar cuanto antes a Ribota de Sajambre para conocer el pueblo de su bisabuelo Juan Fernández.
José Juan Barea lo tiene claro, después de su aventura en la NBA la siguiente estación será la ACB y si es defendiendo la camiseta de León, mejor.

Mayagüez le vio nacer un 26 de junio de 1984 y ese mismo mes, eso sí, 27 años después, Dallas se convertía en la primera estación de éxito de José Juan Barea. En todo ese trayecto el nombre de León y más concretamente de la población de Ribota de Sajambre han estado presentes en su mente. Con pasaporte puertorriqueño por sus venas también corre sangre española y JJ no lo olvida. Por eso espera que si no es ahora sí antes de que se retire, su futuro debe pasar por un equipo de la ACB. «Si es León mejor», remarca orgulloso de sus raíces.

—¿Cómo se siente al comprobar que en León, a miles de kilómetros, se le sigue y celebran sus éxitos?

—Lo primero que se me pasa por la cabeza son mi bisabuelo Juan Fernández y mi bisabuela. También una sensación de orgullo al comprobar que me sientan como uno suyo. Nací en Puerto Rico y lo adoro, pero también a España y en especial a León porque en mis venas llevo algo de leonés.

—¿Qué le diría a todos los leoneses que bien sea por televisión, por la prensa escrita o internet disfrutan de sus éxitos?

—Que lo sigan haciendo. Espero darles incluso mayores motivos para que me sigan. Eso sí, lo primero es mandarles un saludo y darles las gracias por su apoyo. Sé que se alegran por lo que hago. Eso sí, no me esperaba que cuando apareció la noticia de mi deseo de nacionalizarme español por mis orígenes leoneses se levantara tanta expectación. Pero eso es bueno.

—¿No estarán algo celosos sus también paisanos de Puerto Rico?

—En absoluto. En mi corazón hay suficiente espacio para querer a dos países. Me siento puertorriqueño como el que más pero también llevo en mi corazón el aroma a español que de generación en generación han heredado mis abuelos y padres de sus ancestros. Además, en Puerto Rico también existe influencia de la cultura española. El primer ejemplo es el idioma y eso es lo que más une.

—Campeón de la NBA con los Mavericks, de los Panamericanos con Puerto Rico y con muchas opciones de lograr el billete a los Juegos Olímpicos. Este 2011 ha sido un año especial para usted. Tal vez le falte fichar por un equipo de la Liga ACB.

—No lo descarto. Incluso voy más allá, es mi deseo. Con el cierre patronal en la NBA se me abrieron las puertas de otros destinos y a pesar de tener ofertas de China y varios países de Europa mi primera opción era la ACB. Incluso se rumoreó del Barcelona y el Caja Laboral. Pero ahora con el nuevo rumbo que parece seguir la NBA al desbloquearse el conflicto sé que, al menos por unos años, debo seguir en Estados Unidos. Con un anillo de campeón y en un equipo como Dallas que me quiere no puedo decir que no, aunque tarde o temprano lo tengo claro, jugaré en España.

—Supongo que le habrán comentado que en la tierra de sus bisabuelos, León, también hay un equipo de primer nivel que durante muchos años militó en la ACB?

—Lo conozco aunque con tantos kilómetros de distancia quizás los equipos que más suenen aquí son los del Real Madrid y el Barcelona. Eso sí, para mí no habría nada mejor que poder defender la camiseta de Baloncesto León. Es un sueño que espero cumplir antes de retirarme. Eso sí, también dependerá de que ellos me quieran. Pero sería muy bonito tanto para mí como para mi familia.

—¿Conoce la tierra de sus bisabuelos?

—Por desgracia no he podido pisarla. Eso sí, en mi casa se ha hablado muchas veces de ella, de Ribota de Sajambre. Incluso alguno de mis parientes han viajado allí. Yo he estado un par de veces en mi época de adolescente en España, concretamente en Barcelona y Mallorca. Pero ha sido de vacaciones. Si mi deseo es jugar en España también lo es poder visitar algún día Ribota. Me han hablado muy bien de ella e incluso he podido ver alguna foto. Sé que es un pueblo pequeñito pero con encanto.

—Hace unos pocos años también iniciaba los trámites para conseguir la nacionalidad española. ¿Como va ese proceso?

—Quise seguir los pasos de muchos de mis familiares. Por mis venas corre también sangre española y era una posibilidad. Todo está muy adelantado aunque solo falta que esté un tiempo en España para lograrla. En mi familia mi bisabuelo siempre conservó la nacionalidad española y no quiso adquirir otra. Mi abuela la obtuvo al ser pariente directo y también mi padre, mis tíos y primos. En mi caso la ley exigía que tuviera menos de 21 años para acogerme a ese procedimiento y yo rebasaba esas edad. Por eso sólo me quedaba una alternativa, estar un tiempo en España para lograrlo. Y ahí estoy, a la espera de poder jugar en un futuro y así conseguir a la vez dos de mis sueños.

—Eso sí, tal vez para que se cumplan esos dos objetivos tendrá que esperar algo.

—Mi deseo es que fuera cuanto antes aunque en esta vida todo debe realizarse siguiendo unos pasos. Y los míos se encaminan en el presente por seguir en la NBA. Es mi primera opción aunque la ACB está ahí. Sé que con los conseguido en Dallas mi caché ha aumentado y también las puertas se han abierto para que pueda seguir en la mejor liga del mundo y en uno de los mejores equipos. Ahora soy agente libre y en cierto modo puedo elegir pero en el deporte los años son importantes y debes aprovechar lo mejor posible tu buen momento. Pero que nadie dude de que aunque esté una temporada, dos o más en la NBA algún día daré el salto a la ACB.

—¿Cree que encajaría bien en este tipo de competición?

—Me veo capacitado para hacerlo. Mi juego, como ya se ha visto en Dallas, considero que es el idóneo para poder brillar en la ACB. Además, si he podido hacerme un hueco en la NBA a pesar de que no soy un jugador demasiado alto, también podré aportar mucho al equipo en el que juegue. Pero eso por ahora son hipótesis porque después de que se haya acordado volver a la competición lo primero es saber dónde voy a jugar. Ya lo dije antes de que acabara la liga y ahora no he variado mi opinión, Dallas es mi primera opción. Si no, ya se verá.

—Por sus venas corre sangre española y eso, unido también a su condición de puertorriqueño, supone que el carácter latino lo tiene presente. ¿También en sus amistades en la NBA?

—Me llevó bien con muchos jugadores y admiro también a algunos como Pau Gasol. Es uno de los mejores jugadores de la NBA. Es listo y tiene una calidad impresionante que le ha llevado a militar en los Lakers. La última liga lo tuve como rival en los play-offs y considero que es también una muy buena persona. La lástima es que en partidos como los que disputamos cada uno defiende sus intereses y no tienes tiempo para la relajación.

—¿Se esperaba que después de su entrada por la puerta de atrás en la NBA iba a llegar tan lejos consiguiendo un campeonato de la NBA y además con un protagonismo claro?

—Siempre piensas en que las cosas te van a ir bien, pero no tanto como ha ocurrido en mi caso. No tuve suerte en el draft pero he demostrado que con sacrificio y creyendo en tí puedes llegar lejos. Nunca me desesperé y eso me valió para ir subiendo escalones y ganarme un puesto en uno de los mejores equipos del mundo. Eso sí, aquí no te puedes dormir y debes seguir trabajando porque por detrás vienen muchos jugadores que como tú también desean triunfar.

—Si en el deporte el 2011 es para enmarcar, también en el aspecto personal.

—Es cierto que por ahora todo me va bien. En el caso de lo personal prefiero mantenerlo alejado de los medios. Muchas veces no puedo por la fama que me rodea y a mi novia pero si es posible quiero que se hable de mí solo como jugador de baloncesto. Eso sí, no voy a negar que a veces a ese ámbito también trasciende lo extradeportivo.

«Mi sueño es jugar en León antes de retirarme»
Comentarios