jueves 6/8/20
Balonmano | Copa del Mundo

Mireya hace historia con España

'Las Guerreras' arrasan a Noruega (22-28) que hasta ahora era su bestia negra y lucharán mañana por el oro ante Holanda en la primera final de las españolas en un Mundial
La leonesa Mireya González, cuarta por la izquierda (en la fila superior), celebra con las Guerreras el histórico pase a la final del Mundial de Japón. YAMAMURA
La leonesa Mireya González, cuarta por la izquierda (en la fila superior), celebra con las Guerreras el histórico pase a la final del Mundial de Japón. YAMAMURA

Tan histórico como inesperado. La selección española de balonmano femenino estará por primera vez en la final de un Mundial y lo hará además en pleno relevo generacional. La leonesa Mireya González, autora de un gol, hace historia con las Guerreras, que volvieron a honrar ese apelativo para derrotar a la que hasta ahora había sido su bestia negra, la todopoderosa Noruega (22-28). Disputarán mañana la final ante Países Bajos (12.30 horas, La1), que también sorprendió a Rusia, la otra favorita.

España arrancó bien el partido, aupada por la seguridad de Silvia Navarro bajo palos y por los goles de Shandy Barbosa. La primera línea, uno de los pilares ofensivos del equipo nacional, comenzó el duelo imparable ante la impotencia noruega, incapaz de detener su producción ofensiva en el lanzamiento de nueve metros, en penetración y a través de los siete metros.

La jugadora del Rostov sostenía al equipo de Carlos Viver en un compromiso de goles, ritmo trepidante y demasiadas pérdidas. Hasta tres balones extraviados acumularon las noruegas en el primer cuarto de hora, asfixiadas por un trabajo defensivo admirable por parte del equipo español.

Las rotaciones en la primera línea con la entrada en el encuentro de Alicia Fernández y Almudena Rodríguez no solo no hicieron resentirse el potencial realizador español, sino que llevaron la ventaja de las Guerreras a los cuatro goles. Ver para creer.

Sin embargo, la situación crítica hizo reaccionar a las jugadoras del islandés Thorir Hergeirsson, que para algo son un equipo campeón. Un parcial de 3-0 pese a estar por momentos en inferioridad numérica volvió a meter en partido al combinado nórdico, que aprovechó la primera sanción de dos minutos a una jugadora española, Eli Cesáreo, para apretar aún más el marcador. Con un efectivo menos, apareció la pizarra de Viver y la habilidad de Jennifer Gutiérrez y Almudena Rodríguez para completar un espectacular ‘fly’ que permitió resistir el empuje nórdico y alcanzar el descanso con empate.

Parecía que la pesadilla noruega estaba de nuevo de regreso, pero un espectacular inicio de España tras el paso por vestuarios, avalado por un parcial de 0-3, devolvió a las pupilas de Viver el mando del encuentro. Con la ventaja española disparada a cuatro goles cuando se rozaba el ecuador del segundo acto, Hergeirsson se vio obligado a pedir tiempo muerto. Las tranquilas instrucciones del islandés no parecieron ofrecer efecto alguno, pues dos goles de una inspiradísima Almudena Rodríguez y de Alicia Fernández al contraataque pusieron a Noruega contras las cuerdas.

Con el partido más que cuesta arriba para las nórdicas, Oftendal y Loke asumieron el mando de las operaciones, pero ni por esas. Alicia Fernández logró un golazo de lanzamiento en suspensión con España en inferioridad y Darly Zoqbi apareció en el partido para detener dos penaltis, el segundo con doble exclusión en el equipo español. La dinámica ya era imparable. Las Guerreras completaron sin sufrimiento alguno su gran hazaña. Ya tienen la segunda medalla mundialista de su historia en el bolsillo y ahora solo piensan en alcanzar el oro.

Mireya hace historia con España
Comentarios