sábado. 04.02.2023
El final de la primera vuelta llegó para los equipos del Grupo Octavo de la Tercera División con buenas sensaciones para unos y no tantas para otros. A comienzos de temporada las ilusiones y sueños son muy grandes, pero el caminar es largo y muy duro quedando gran parte de las aspiraciones y esperanzas por medio del trayecto. En un principio, equipos como Palencia, Valladolid B, San Leonardo, Guijuelo, Segoviana y La Bañeza contaban con estar luchando por las primeras posiciones, y bien es cierto que todos ellos están cumpliendo su verdadero roll. Jornada a jornada, quien más aguante, bien por plantilla, lesiones, y aspecto físico, será el que se lleve el gato al agua. Referente al discurrir de los representantes leoneses, puede reflejarse en una línea con constantes subidas y bajadas. Las expectativas se están cumpliendo para La Bañeza, La Hullera y el Promesas Ponferrada, pero no así para Atlético Bembibre y Cultural B. La Bañeza parece haber entrado en un caminar lleno de pequeños montículos que dificultan el mantener la misma velocidad. Perder el liderato en la mitad del campeonato sabe un poco mal después de haberlo tenido tanto tiempo, aunque bien es cierto que empatado a puntos con el campeón de invierno, el Palencia. Los comienzos de competición no han podido ser mejores y pasaron catorce jornadas para conocer la primera derrota. La calidad individual de los jugadores, así como su experiencia, son unas de las auténticas cualidades de este equipo. Su sobriedad en el aspecto defensivo, el dominio en el centro del campo, así como el olfato goleador han sido clave para esta excepcional marcha. La Hullera, con su mezcla de veteranía y juventud, unido al conocimiento de su entrenador, está demostrando ser un conjunto asentado y con oficio. La comodidad en una posición tranquilizadora en la tabla va a dar más confianza e ilusión a la plantilla en lo que resta de campeonato. El Promesas Ponferrada ha sabido consolidarse en esta categoría logrando una regularidad partido a partido. Las nuevas instalaciones, así como la ilusión y el importante desembolso económico de su presidente, están ayudando a la buena marcha en la competición liguera. El Atlético Bembibre no está respondiendo como cabía esperar. Su principal virtud: la seguridad defensiva. El principal handicap: su escasez en el aspecto goleador. Esta segunda vuelta deberá ser la de su confirmación. La Cultural B continua abocada a un devenir sin rumbo fijo. Victorias ante conjuntos de la parte alta y pérdidas de puntos ante escuadras de la zona baja, dan lugar a muchas incógnitas. Este equipo nodriza deberá dar un importante giro y escalar posiciones que sirvan para dar tranquilidad y confianza a los jóvenes jugadores y dejar a un lado la ansiedad, presión y nerviosismo.

Mitad de trayecto
Comentarios