domingo. 27.11.2022

Sin Modric no hay paraíso para el Madrid

El equipo blanco rompe ante el Cádiz su racha de diez victorias consecutivas tras chocar contra un muro que no pudieron derribar sus 36 disparos a la portería de Ledesma Sufrió frente al conjunto gaditano que dirige Cervera, un bloque que juntó y bajó mucho sus líneas para resistir, no hubo nadie que aportase la clarividencia del que fue Balón de Oro en 2018

El Real Madrid rompió este domingo frente al Cádiz (0-0) su racha de diez victorias consecutivas tras chocar contra un muro que no pudieron derribar sus 36 disparos, con un Hazard que completó un partido entero con la camiseta blanca desde hace más de dos años y que, obviamente, sigue a años luz del nivel con el que llegó, y en el que volvió a echar de menos al jugador más creativo del conjunto madridista Luka Modric.

c 83 TIROS SIN GOL. Tres de los cuatro tropiezos en casa del Real Madrid, obviando el 0-0 frente al Villarreal, tienen dos denominadores comunes: muchos disparos y solo un gol. Hasta 83, con récord esta campaña de 36 (nueve a puerta) frente al Cádiz —la mayor suma de un equipo sin conseguir anotar en Liga desde la temporada 2003-2004, según datos de Opta— sumaron los blancos contando también el 0-0 contra Osauna (17, tres a puerta) y la derrota 1-2 frente al Sheriff (30, once a puerta).

«Hemos hecho todo para ganar, menos el gol», es la frase que se ha repetido desde los integrantes del club tras dichos partidos. Ese que esta temporada se reparten Karim Benzema (18) y Vinicius (12), pero que se reparte mucho más allá de ellos con solo Asensio acercándose a los dobles dígitos (6). Frente al Cádiz, sin Benzema al 100 por 100 y con el plan de Álvaro Cervera para parar a Vinicius, los goles se difuminaron.

c SIN MODRIC NO HAY CREATIVIDAD. Y sin Modric, claro. El otro factor que se repite en dichos tres encuentros es que el croata no ha sido titular. Y solo contra el Sheriff estuvo en el banquillo y jugó, los últimos 24 minutos. 36 años y surge la ‘Modricdependencia’ en el Santiago Bernabéu. Frente al Cádiz, un equipo que juntó y bajó mucho sus líneas para resistir, no hubo nadie que aportase la clarividencia del Balón de Oro en 2018.

Casemiro fue el que más pases diferentes, arriesgados, intentó. Tres. Y esto no es una buena señal ya que su función principal dista mucho de esto. En la plantilla del Real Madrid no hay sustituto del brasileño, que Ancelotti tendrá que buscar para el miércoles contra el Athletic ya que se lo perderá por acumulación de tarjetas, pero tampoco de Modric.

c A HAZARD SE LE EXIGE LO MÍNIMO.El belga fue titular con el Real Madrid por primera vez desde el 28 de agosto. Por tercera temporada consecutiva, los problemas físicos le están lastrando. Hasta una gastroenteritis le tuvo de baja diez días. A Rodrygo uno. Frente al Cádiz completó su primer partido vestido de blanco desde el 23 de noviembre de 2019, justo el partido antes de la entrada de Meunier que lo cambió todo. Hace ya más de dos años.

Firmó una primera parte mala, el propio Ancelotti lo reconoció tras el partido. Falto de ritmo y de piernas para irse de cualquiera que fuera su marcador escorado a banda derecha, lejos de su posición más natural. En la segunda mejoró cuando actuó más por el centro. Jugando a un toque, sin esfuerzos físicos, el buen fútbol que aún guarda en su cabeza dejó destellos.

Pero solo eso. Claro que la exigencia viene a que pueda volver a jugar de inicio el miércoles. Dos partidos en cuatro días. Lo mínimo para un futbolista profesional y olvidando a aquel Eden Hazard que cuando llegó al Real Madrid en verano de 2019 estaba, detrás de los inalcanzables Leo Messi y Cristiano Ronaldo, en esa terna de jugadores conocidos como los mejores del resto de los futbolistas estrella.

c LA SOLIDEZ VALE UN PUNTO. «Hasta ahora, tenemos que destacar que hemos defendido bien, hemos mejorado mucho desde el inicio de temporada», dijo Ancelotti al ser preguntado en la víspera del encuentro. Y esta máxima, que tanto recalcaba el italiano en un inicio de temporada en el que los goles y los puntos ocultaban el resto, le dio rédito.

Poco porque fue un empate en casa frente al Cádiz, decimonoveno clasificado de la Primera División, pero este partido a principios de curso seguramente se la habría escapado por completo. Fútbol ficción, eso sí. La realidad es que el Real Madrid encadena cinco partidos consecutivos con la portería a cero. Y contra rivales de entidad: Athletic Club, Real Sociedad, Inter y Atlético de Madrid.

Trabajo grupal y de Thibaut Courtois. El belga ha parado los últimos 15 remates a portería que ha recibido. Ha sido decisivo para el Real Madrid.

Sin Modric no hay paraíso para el Madrid
Comentarios