domingo. 27.11.2022
Real Madrid

Modric resucita a tiempo

El centrocampista recupera su mejor nivel de juego justo antes de medirse al City en Champions Quiere retirarse en el club blanco
Modric ha recuperado su mejor versión de juego en el tramo final de temporada. R. JIMÉNEZ

Luka Modric ha vuelto a manejar la batuta del Real Madrid como en sus mejores tiempos. El parón por la pandemia del coronavirus le sentó a las mil maravillas al genio de Zadar, que regresó en plenitud de facultades para ser uno de los artífices del gran esprint final que dio el título de Liga a los blancos.

A sus 34 años, el centrocampista croata demostró que tiene cuerda para rato y hambre de seguir ampliando su ya extenso palmarés, tras una campaña en la que Zinedine Zidane ha dosificado sus minutos para conseguir la mejor versión del ‘10’ en los instantes decisivos de un curso al que le queda el epílogo de la Champions.

Una pieza capital

Tras la vuelta del confinamiento el croata fue titular indiscutible para Zidane

«Zidane siempre tuvo el enfoque de que los jugadores deberían ser rotados y sus actuaciones dosificadas. Como regla general, cuando comienzan las competiciones, el Madrid juega cada tres días, por lo que es necesario dosificar las fuerzas. A veces no me gustaba, pero resultó que tenía razón», confesó hace unos días en una entrevista concedida al diario ‘Sportske Novosti’ mientras disfrutaba en su país de la semana libre que concedió el técnico a sus futbolistas para que despejasen la mente antes de volver al trabajo para preparar el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones ante el Manchester City.

El balcánico parece fijo en el once para el duelo en el Etihad Stadium, donde el Real Madrid intentará superar una eliminatoria que tiene cuesta arriba por el 1-2 de la ida. Su clarividencia en la construcción del juego fue determinante en el lustro dorado de los blancos en Europa. De sus botas partió el balón que Sergio Ramos puso en la red con un soberbio testarazo que alteró la historia reciente del rey de Europa. Fundamental también en las finales de Milán, Cardiff y Kiev, Modric sueña con regresar a Lisboa, donde nació todo. Para ello es vital que siente cátedra en Mánchester, prolongando el extraordinario momento que atraviesa y que ha barrido cualquier duda que pudiese existir en el club sobre la conveniencia de su continuidad.

Modric venía de completar su peor campaña en Chamartín. El esfuerzo realizado en una temporada en la que ganó el Balón de Oro tras conquistar la Champions en Kiev y conducir a la selección croata a un brillante subcampeonato en el Mundial de Rusia le dejó extenuado. Su descenso de prestaciones coincidió con el abatimiento de un equipo que perdió aquel verano a sus dos máximos referentes: Cristiano Ronaldo y Zidane. Pero el retorno del marsellés dio vida extra a esa vieja guardia que parte del madridismo daba por amortizada y este curso ha sido el de su resurrección.

Graduación de minutos Ha disputado menos partidos que nunca, a excepción de la campaña 2014-2015, cuando un par de lesiones de alcance, primero en el muslo izquierdo y luego en la rodilla derecha, le tuvieron casi 200 días en el dique seco.

Esta vez sus ausencias no se han debido a ningún tipo de percance, sino a la graduación de minutos aplicada por Zidane. La irrupción de Valverde le relegó al banquillo en citas de postín como el derbi del Metropolitano, el choque ante el PSG del Bernabéu o el clásico del Camp Nou. Pero el técnico ya alertó de que seguiría ocupando un rol destacado. «El papel de Modric va a ser importante. Es verdad que ha tenido molestias que le han impedido jugar con regularidad, pero Modric es Modric», dijo antes de la visita a Ipurua, donde el ‘10’ completó una gran faena en la goleada de su equipo al Eibar (0-4).

Para entonces sólo había marcado un gol, frente al Granada, y el rutilante primer tramo de campaña de Martin Odegaard en la Real Sociedad alimentó el debate sobre un relevo generacional. A Zidane le encanta el noruego y lo ve como baluarte para un futuro cercano, pero está seguro de que el balcánico todavía dará días de gloria a su equipo. «Yo a los 34 dejé el fútbol, pero Modric seguramente quiere seguir y está haciendo una muy buena temporada», valoró.

Modric resucita a tiempo
Comentarios