jueves. 08.12.2022
JJOO | Atletismo

Mohamed Katir lleva a España a la final de 5.000

Gana con total autoridad su semifinal de 5.000 metros y sueña con el podio olímpico: "Son palabras grandes, pero por qué no"
El español Mohamed Katir (i) compite en las rondas preliminares de 5000m masculino durante los Juegos Olímpicos 2020, este lunes en el Estadio Olímpico de Tokio (Japón). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni
El español Mohamed Katir (i) compite en las rondas preliminares de 5000m masculino durante los Juegos Olímpicos 2020, este lunes en el Estadio Olímpico de Tokio (Japón). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

Con total autoridad. Mohamed Katir ha llegado a Tokio en un momento tan dulce de forma que es capaz de ganar la segunda semifinal de 5.000 metros con 13.30 sin despeinarse, mirando a los lados y ejerciendo de gran dominador. "Quería hacer un poco de daño a los rivales, castigarles, porque unos cuantos vienen de correr los 10.000 metros y no quería que terminaran cómodos", explicó el español de Mula sobre ese kilómetro final donde se avivó el ritmo pese a ser la semifinal más rápida. Sabe que su frescura respecto a corredores como Cheptegei es una baza importante, sobre todo teniendo en cuenta el calor y la humedad de Tokio, que terminan por pasar factura.

Habrá que ver de lo que es capaz en la final, porque el viernes eso será otra cosa, pero hasta ahora el fondista murciano transmite las mejores sensaciones. Este martes en la zona media del grupo, alejado de los movimientos de de los atletas africanos, hasta que a falta de tres vueltas y tras superar una caída que le pudo crear problemas, se colocó a la altura de Joshua Cheptegei, plata en 10.000 metros y que busca en esta distancia el oro que se le escapó el pasado viernes. Katir, de fluir fácil y estilo cómodo, no pagó en ningún momento las consecuencias de estar en su primer gran campeonato. Conoce a todos los rivales porque se ha medido a ellos en la Diamond League, ellos también le conocen a él, y no cuestionaron para nada esa sensación de control y poder que ha transmitido en el giro final, cuando tomó la cabeza y se permitió el lujo de ganar esa semifinal.

"Sí, ya me conocen y yo creo que me respetan", afirmó.

Será una final dura, complicada por las tácticas de Etiopía, Kenia y Uganda, que clama venganza tras los 10 kilómetros, pero Katir ya ha demostrado con sus récords nacionales de 1.500 y 3.000 metros que está muy rápido por debajo, y que será un enemigo a tener en cuenta cuando las medallas se pongan en juego en esas últimas vueltas de un 5.000.

"Sí, soy consciente de que tengo un 3.28 que otros rivales no lo tienen, así que en una carrera lenta me puedo defender, pero también en una rápida", dijo Katir, que considera que está "incluso un poco mejor de forma todavía".

"Me he adaptado bien a las condiciones", aseguró el de Mula, quien se ve capacitado para estar en el podio. "Medallista olímpico son palabras que me cuesta creer, será complicado, pero por qué no", dijo con esa perenne sonrisa que le acompaña.

Katir fue la estrella española de una jornada que devolvió el recuerdo de los buenos tiempos al mediofondo español. Adel Mechaal, Ignacio Fontes y Jesús Gómez estarán en las semifinales de los 1.500 metros, un pleno que no sucedía desde los Juegos de Atenas 2004.

Mohamed Katir lleva a España a la final de 5.000
Comentarios