miércoles. 07.12.2022

Muguruza deja escapar su tren en Melbourne

Garbiñe, que se adelantó en el primer set, cede ante Kenin en los dos siguientes
Muguruza, a la izquierda, con su trofeo de subcampeona.

A Garbiñe Muguruza le atropelló un huracán en Melbourne. La joven Sofia Kenin remontó a la española con un vendaval de juego (4-6, 6-2 y 6-2) para lograr su primer título de Grand Slam y evitar que Muguruza uniese Australia a su lista de conquistas. Wimbledon y Roland Garros tendrán que esperar para que la hispano-venezolana añada un compañero nuevo al palmarés. Kenin, inconmensurable después del primer set, desestabilizó a Garbiñe Muguruza y fallando menos que ella (23 a 45 errores no forzados) completó las mejores dos semanas de su carrera.

La final era lo que anticipaban los pronósticos, con ambas cargadas de muchos nervios al principio. Adivinar la campeona era una suerte de cara o cruz, pero apostar a los múltiples errores era un valor seguro. Kenin era una novata, pese a su palmarés de tres títulos, pero estas lindes le quedaban lejos. Muguruza ya había jugado tres partidos por el título, los dos últimos saldados con triunfo, pero quedaban tan atrás en el tiempo que esto volvía a parecer una primera vez.

La experiencia le sirvió a Garbiñe para salir menos intimidada que la joven de 21 años y para amasar una ventaja inicial que Kenin recuperó con el 4-4, inmediatamente después de salvar cuatro puntos de ‘break’. Pero la americana sintió vértigo. Sin grandes alardes, Muguruza sacó a relucir el carácter ganador y se apuntó los dos siguientes juegos, aprovechando el segundo punto de set del que dispuso. El techo le confería esa ventaja al saque, pero Kenin estaba aterrizando en el partido. Las finales o se te escapan muy rápido o siempre dan una oportunidad para volver. La estadounidense sabía que Muguruza flaquearía en algún momento. Los casi tres años de inactividad en estas instancias tenían que notarse y la española hizo un segundo set horrible, impropio de una final. Se dejó ir y encajó un terrible 2-6. Y en el tercero y también con opciones, Muguruza dejó escapar de nuevo el tren.

Muguruza deja escapar su tren en Melbourne
Comentarios