jueves. 08.12.2022
Fútbol | Primera División

Nada cambia sin Koeman

El debut de Sergi Barjuan en el banquillo no encauzó el camino de los culés (1-1)
                      El gol de Memphis no le sirvió al FC Barcelona para llevarse los tres puntos en juego. FONTCUBERTA
El gol de Memphis no le sirvió al FC Barcelona para llevarse los tres puntos en juego. FONTCUBERTA

Un Barça impotente en el primer partido tras el cese de Koeman no fue capaz de imponerse al Alavés, que se llevó un punto de un Camp Nou (1-1) después de que Luis Rioja lograra igualar el gran gol de Memphis Depay que abrió el marcador en el inicio del segundo tiempo.

Sergi Barjuan, el técnico interino de los azulgranas, dejó de lado las revoluciones y hasta siguió apostando por Sergiño Dest como extremo derecho a pesar de su enemistad con el gol. La novedad más relevante respecto los últimos partidos, forzada por las múltiples bajas, fue ver desde el inicio a la jovencísima pareja de interiores Nico González-Gavi, que apenas llega a los 36 años en total. Al Barça se le vio la intención de demostrar, aunque sin suerte, que una realidad diferente es posible con otro ideólogo en el banquillo. Mientras tanto, el elegido, Xavi Hernández, sumó un nuevo triunfo este sábado con el Al Sadd a la espera de solventar los problemas contractuales para desligarse del club qatarí.

Pero la primera ocasión de gol no llegó hasta el minuto 17, cuando un hiperactivo Eric García enganchó un remate de cabeza que Antonio Sivera, sustituto del lesionado Pacheco, despejó ‘in extremis’. Por su parte, el Alavés, robusto en defensa, no logró inquietar a Marc-André Ter Stegen hasta la media hora con otro remate de cabeza. El intento de Edgar Méndez se fue muy lejos del arco azulgrana.

La magia perdida regresó a los pies de Memphis y nada más empezar el segundo tiempo, en el 49, su pie derecho se inventó un disparo en forma de parábola que se incrustó en la escuadra izquierda de Sivera. El Camp Nou se liberó y el neerlandés lo celebró con su gesto característico de taparse los oídos.

Pero la alegría azulgrana tan solo duró tres minutos. Los que tardó Luis Rioja en perforar el centro de la defensa del Barça, muy blanda, con una jugada individual en la que se apoyó en Joselu antes de driblar a Ter Stegen y marcar a puerta vacía.

El gol visitante enrabietó a los de Barjuan, que se sobrepusieron al golpe en un primer momento y tuvieron en los pies de Memphis dos ocasiones muy claras para hacer el segundo tanto. En la primera le asistió Gavi y el balón se estrelló en el palo derecho tras picarla por encima de Sivera y, en la segunda, fue Nico quien le dejó solo ante el portero visitante, que repelió la pelota. Tanto Piqué como Méndez abandonaron el campo con molestias musculares y, copiando el primer tiempo, el ritmo de juego decayó en detrimento de los intereses azulgranas. La última carta de Barjuan fue dar entrada a Alejandro Balde y al debutante Ez Abde a 10 minutos del final. Pero no surtió efecto.

Nada cambia sin Koeman
Comentarios