miércoles. 08.02.2023
TENIS. ABIERTO DE AUSTRALIA

Nadal cae frente al ‘vendaval’ de Berdych

El checo evita que el balear, aquejado de problemas físicos, acceda a semifinales.
Nadal, con gesto resignado, no pudo hacer nada ante Berdych.

El checo Tomas Berdych logró su segunda semifinal consecutiva en el Abierto de Australia al dejar fuera de combate al español Rafael Nadal, ganador en 2009, con una demoledora victoria por 6-2, 6-0 y 7-6 (5) en dos horas y 13 minutos.

Nadal llevaba 17 triunfos consecutivos contra el jugador checo desde hace nueve años, y vio su racha triunfal cortada de forma fulminante, arrolladora, por el juego destructivo de Tomas.

Ya lo había dicho Toni Nadal en la previa «la historia te sirve de poco a veces, pero no es definitiva», lo que vale es el día a día. «No quiero llamar al mal tiempo pero también habíamos ganado trece veces a Verdasco y perdimos», recordó, Premonición o no, lo cierto es que Nadal se enfrentaba por primera vez este año de forma oficial a un jugador situado entre los diez primeros, y el test le salió caro, y pudo ser incluso peor y encajar la peor derrota de toda su vida en el Grand Slam (semifinales de Estados Unidos 2009, cuando solo ganó seis juegos 6-2, 6-2 y 6-2 ante el argentino Juan Martín del Potro)

Se vio dominado en todos los aspectos del juego. Cedió su saque cinco veces, y en dos lo entregó con doble falta. Dejó mucho campo a su adversario con el resto, y ahí Berdych actuó letal a media pista. Pisó demasiado los fondos y no pudo llevar la iniciativa, fatal cuando se quiere dominar a un jugador en racha y motivado.

Resumen, nueve juegos consecutivos perdidos, dos sets a cero en casi una hora, y uno de estos parciales en blanco, el tercero de su carrera después de los encajados en la final de Wimbledon de 2006 contra Federer, y en el Abierto de EE UU. de 2004 contra el estadounidense Andy Roddick.

Nadal se tocó en varias ocasiones el abductor derecho, mientras su tío y entrenador se tapaba los ojos en signo de frustración. El checo ejecutaba a su sobrino sin apenas oposición, cediendo únicamente dos ocasiones de rotura en el quinto juego del partido y luego a sufrir. La antítesis, Berdych. Tocaba con imán a las líneas, sacaba efectivo, como en el noveno juego del tercer set, cuando después de una hora y 40 minutos Rafa volvió a tener dos oportunidades para romper. Tomas las anuló con un «ace» a 203 kilómetros por hora y un servicio ganador. La facilidad anulaba el trabajo.

No obstante, Rafa mostró su coraje y garra para salvar tres bolas de partido, dos de ellas en el duodécimo juego para forzar el desempate. Pero en ese juego corto dejó demasiado campo otra vez y Berdych tomó ventaja de 5-2. Nadal volvió a salvar otro punto de partido pero en el cuarto, el segundo servicio del checo encontró objetivo y Rafa falló el resto.

Nadal cae frente al ‘vendaval’ de Berdych
Comentarios