martes 10.12.2019

Nadal hace reaccionar a España

Nadal hace reaccionar a España

José Manuel Andrés | MADRID


Rafa Nadal venció en el segundo partido de España ante Rusia a Karen Jachánov por 6-3 y 7-6 para igualar el primer encuentro del estreno de España en la Copa Davis (1-1) tras la derrota de Roberto Bautista en el debut. Al cierre de esta edición faltaba por disputarse el choque de dobles.


No era nada sencilla la tarea de Roberto Bautista ante Andrey Rublev. Con todas las miradas puestas en el Nadal-Kachanov del segundo turno, el tenista de Castellón de La Plana se enfrentaba ante el nerviosismo propio del debut, más aún si se trata de una competición con un nombre con solera pero que estrena formato, como esta nueva Copa Davis al más puro estilo de un campeonato mundial. Quedará para la historia que España debutó en el remozado torneo de la ensaladera con derrota, pues pese a que el español presentaba hasta ahora un balance de dos victorias en dos enfrentamientos ante el joven moscovita, el número 27 del mundo, y pese a que se llevó el primer set por 6-3, vio como Rublev se aferraba al partido para igualar en el segundo y cerrar el partido con un impecable ‘tie break’ en el tercero (6-3, 3-6 y 6-7).


El ruso se había estrenado en esta nueva Copa Davis con victoria por un doble 6-3 frente al croata Borna Jogo y triunfo también en el dobles junto a Karen Kachanov para el 3-0 de Rusia a Croacia en la primera jornada, y firmó el tres de tres con un gran saque que compensó sus problemas físicos.


El ruso, un tenista peleón y aguerrido, salió al set decisivo con la misma intención de discutir a Bautista su servicio. Tras un juego largo y trabajado, de nueve minutos de duración, a Rublev le tembló el pulso y cedió el 2-0. Parecía un paso decisivo hacia el primer triunfo español en la Davis, pero al español le pudo quizás la ansiedad y no pudo aprovechar el saque para el 3-0. Con el partido ya en su tramo decisivo, aparecieron los problemas físicos de Rublev, que pagó su intensidad a lo largo de más de dos horas con unos calambres evidentes que el ruso, visiblemente cojo, sostuvo con sus ‘aces’. El saque directo sacó del apuro al rival de Bautista, que pese a sus problemas físicos llevó el partido hasta el ‘tie break’. El todo o nada comenzó con un resto implacable de Rublev. Fue un aviso del huracán que el ruso desató para cerrar el partido con un 7-0 en el desempate.

Nadal hace reaccionar a España
Comentarios