domingo. 03.07.2022
Tenis | Roland Garros

Nadal jugará la final tras la lesión de Zverev

El tenista alemán tuvo que abandonar
Rafa Nadal junto al alemán Zverev, que tuvo que abandonar la pista en muletas. CHRISTOPHE PETIT TESSON
Rafa Nadal junto al alemán Zverev, que tuvo que abandonar la pista en muletas. CHRISTOPHE PETIT TESSON

La batalla de tres horas entre Rafael Nadal y Alexander Zverev terminó de la peor manera posible, con una caída del alemán que le fastidió el tobillo y le obligó a retirarse en silla de ruedas de París. Un final muy triste para el que estaba siendo uno de los grandes partidos del torneo, en el que Nadal dominaba por un margen estrechísimo. Cuando Zverev, entre lágrimas y ayudado por las asistencias médicas, se retiró de la pista, Nadal iba arriba 7-6 (8) y 6-6, pero no hubo final épico, solo una desafortunada caída. El balear accedió de esta forma a su decimocuarta final en París, todas ganadas hasta la fecha.

Zverev, con muletas, apareció tras diez minutos de asistencias médicas, para despedirse de Nadal, saludar al juez de silla y terminar el torneo entre los cálidos aplausos de un público consternado por semejante desenlace. Hasta esa caída, en las puertas del ‘tie break’ final, el encuentro estaba cumpliendo todas las expectativas. Tres horas de batalla y no se habían completado ni dos sets. El duelo era un sube y baja brutal, como una montaña rusa, con continuas alternativas y con muy poca eficiencia al saque.

El germano golpeó primero, quebrando el primer saque de Nadal. Un golpe al mentón del español, que se recuperó hasta empatar el encuentro, poner el 5-4 a favor y disfrutar de tres pelotas de set. Todas desactivadas por el saque y el revés del alemán, más afinado que nunca. Estaba en un nivel altísimo Zverev, acostumbrado a ceder en estas instancias siempre con el ‘Big Three’. Pero esta vez quería la sorpresa, derrocar a un Nadal que le había ganado hasta hoy cuatro veces en arcilla. El desempate fue una llamada de atención. Se colocó 6-2 arriba y rozó agarrar el primer set.

Sufrió un descalabro increíble. Se le fueron cuatro pelotas de set, una de ellas inverosímil en la red. No se lo podía creer y llegaron las oportunidades para Nadal, agazapado, en la trinchera, con el rifle preparado a que Zverev bajara la guardia. Tuvo otras dos pelotas de set, ganadas por el alemán en rallies interminables, hasta que llegó la sexta en total, la más complicada. Saque imposible de Zverev, resto muerto a la mitad de pista y hachazo de Zverev. Nadal, pegado a la pared, conectó un ‘passing shot’ a la línea. Set.

Camino de las tres horas, con intercambios de más de 40 golpes de por medio, Nadal colocó una derecha a mitad de pista que pilló a Zverev a contrapié. El alemán se fue al suelo. Se le torció el tobillo. Cubierto de tierra, era incapaz de levantarse.

Nadal jugará la final tras la lesión de Zverev
Comentarios