miércoles. 10.08.2022
                      Pogacar mantiene el maillot amarillo de líder de la ronda gala. VALAT
Pogacar mantiene el maillot amarillo de líder de la ronda gala. VALAT

El danés Magnus Cort Nielsen se impuso en la décima etapa del Tour de Francia, con final en Megève, por delante del neozelandés Nicholas Schulz y del español Luis León Sánchez, al término de una fuga.

El esloveno Tadej Pogacar mantuvo el maillot amarillo de líder por tan solo 10 segundos con el alemán Lennard Kämna, que formó parte de la fuga que tuvo una renta de 9 minutos.

En un emocionante final, juzgado en el puerto de segunda categoría en el aeródromo de la ciudad alpina, Sánchez se quedó a las puertas de sumar su quinto triunfo en el Tour y romper una sequía de 80 etapas consecutivas sin victoria española en la ronda gala.

Al murciano del equipo Bahrein le faltaron las fuerzas en el tramo final, tras haber lanzado un ataque a falta de 4 kilómetros para la meta y se vio superad por Schulz, que se jugó el esprint definitivo en el que fue superado por Nielsen, uno de los más activos de esta edición, que lució el maillot de rey de la montaña en las primeras jornadas.

A 22 segundos del ganador entró el alemán Kamna, que se coloca segundo de la general a 11 segundos de Pogacar, quien esprintó en el tramo final para mantener el liderato y encabezó el pelotón en meta. El danés Jonas Vingegaard, segundo de la pasada edición, es ahora tercero a 39 segundos por delante del británico Geraint Thomas, ganador en 2018, que está a 1.17.

El Tour llega a los Alpes y entra por la puerta grande. Por el Galibier, un gigante que causa pánico por su enormidad y el peso de la historia que le contempla. Hoy se subirá por su lado más duro, la vertiente norte, la que viene del Télégraphe y que, sin apenas descanso entre los dos colosos, encadena más de 35 kilómetros de subida para alcanzar los 2.642 metros de altitud. Después, la etapa se encaminará al Granon.

EL GALIBIER

Se vuelve a subir el Galibier, por el otro lado, para seguir por la Croix de Fer y acabar en Alpe d’Huez. Todos los elementos conducen a aventurar que Tadej Pogacar (UAE) debería tratar de sentenciar el Tour entre hoy y mañana. Primero, porque son las dos etapas más duras de la carrera y tiene terreno para abrir grandes huecos; segundo, porque está en una forma excelente y nunca se sabe cuál puede ser la evolución en la tercera semana; y tercero, porque su equipo atraviesa un momento delicado y cuanto antes resuelva menos le afectará un hipotético bajón de su equipo, que ayer se quedó sin Bennett por covid y tiene a Majka entre algodones, por el mismo motivo.

Nielsen gana y Pogacar sigue líder
Comentarios