miércoles. 06.07.2022
FERNANDO OTERO
FERNANDO OTERO

Los goles y la victoria de la Cultural frente al Extremadura (2-1) tuvo una dedicatoria especial en el hijo de Manolín Martínez, Manu, el hombre que cogió el testigo de su padre hace casi veinte años como utillero de la Cultural. Como recoge la imagen cada uno de los futbolistas del equipo leonés se acercó a Manu para testimoniarle su homenaje y animarle en estos momentos de dolor tras el fallecimiento de su padre. Foto de unidad familiar en el bloque culturalista que tanto propugna el entrenador Ramón González. El secreto del equipo pueden ser las rotaciones, tanto para lo bueno como para lo malo. Con las rotaciones nadie se siente titular y todos se enfadan en beneficio del equipo. Pero los esfuerzos se reparten, la rivalidad se estimula y el equipo gana. Manu, el hijo de Manolín, hace el resto.

En el nombre de Manolín
Comentarios