viernes. 02.12.2022

La nueva Ley de Pesca continúa suscitando polémica entre aficionados y profesionales a un deporte más que arraigado en la provincia leonesa. Fue publicada en el Boletín Oficial de la Junta el pasado 14 de marzo y afecta directamente a los 200.000 pescadores que obtienen licencia en Castilla y León. La nueva normativa impone que en todas las aguas trucheras la pesca será sin muerte, aunque no así en las no trucheras, donde se podrán llevar dos truchas en la época hábil. Quedan fuera de esta norma los cotos, que seguirán según su régimen anterior, y los denominados tramos AREC (aguas en régimen especial controlado) en los que se podrán llevar dos truchas. Estos tramos deberán solicitarse previamente a partir del lunes de cada semana.

La pesca sin muerte es una modalidad que cada vez tiene más aceptación entre los pescadores deportivos y recreativos del mundo desarrollado. En España se ha utilizado como modelo de gestión desde hace más de 30 años. Permite disfrutar de la naturaleza y de la pesca, mientras brinda la posibilidad de devolver el pez vivo al agua con unas mínimas lesiones en la boca y un leve estrés para el animal, consiguiéndose altas tasas de supervivencia, para que esa trucha pueda volver a ser ‘disfrutada’ por uno mismo u otro pescador.

Desde la Junta insisten en que esta nueva Ley de Pesca no quiere ser una herramienta de expulsión para aquellos pescadores que no comulguen con estos principios de pesca sin muerte.

Para ellos, en casi todos los ríos y comarcas, se han reservado ciertos tramos donde sí que es posible, dentro de un ordenado aprovechamiento, la extracción de ejemplares de truchas sin comprometer la supervivencia de las poblaciones de la zona. Según el gobierno provincial, el pescador con licencia de pesca y sin necesidad de trámite adicional, podrá pescar en el 66% de las aguas trucheras de acceso libre de la Comunidad. Pero sólo podrán llevarse a casa los ciprínidos y alguna otra especie; la trucha la tendrá que devolver a las aguas.

La norma afecta a 200.000 pescadores en la Comunidad
Comentarios