jueves 26/5/22
undefined
El presidente del Rodríguez Cleba, Juan José Marcos. MARCIANO PÉREZ

«Notable alto». Así evalúa la temporada del Rodríguez Cleba —que echó el cierre el pasado sábado certificando su presencia en la nueva División Honor-Oro— su presidente, Juan José Marcos. Un primer año al frente del club leonés en el que «hemos dado los primeros pasos» hacia un futuro donde «aspiramos a todo, pero sin perder la cabeza».

—Es verdad que el primer equipo entra como mejor tercero en la nueva categoría, pero a cierta parte de la afición le queda un regusto amargo por no haberse clasificado para el play off de ascenso después de estar casi toda la temporada primeras o segundas. ¿Lo ve como un fracaso?

—El balance es notable alto como te decía antes. Y no hablo solo del primer equipo sino del club y todas sus categorías. Entrar en la División Honor-Oro era el objetivo fundamental. ¿Podía haber sido una temporada mejor? Puede ser. El premio final era el play off, eso está claro, pero somos un proyecto en construcción, con mucha gente joven y la mala fortuna de haber tenido muchas lesiones importantes de larga duración.

—¿Dónde considera que el equipo dijo adiós a sus opciones de fase de ascenso?

—Creo que la derrota en Camargo nos apartó del play off, porque contra Arrecife, que tiene varias jugadoras profesionales, era una posibilidad bastante real el hecho de perder.

—¿Se sabe ya si la División Honor-Oro va a exigir fichas profesionales dentro de las plantillas?

—Por lo que yo sé, hasta la fecha no hay un criterio específico sobre las fichas profesionales. No sé qué ocurrirá finalmente, pero me atrevería a decir casi al 90% que no resultará obligatorio en la nueva categoría.

—Pero y si hubiera que pagarlas, ¿está el Rodríguez Cleba en condiciones de acometer esos gastos o renunciaríais a la categoría para militar en la que a partir de la 2022-23 será la tercera división española?

—No renunciaremos a estar en División Honor-Oro. Así que si la nueva categoría exige que paguemos fichas, lo asumiremos.

—Sea como fuere, la Liga del próximo curso contará con la presencia de cuatro clubes que descienden de Primera y otros tantos a los que ya este año se les puede considerar semiprofesionales. ¿El nuevo objetivo será la permanencia?

—Nosotros aspiramos a todo, pero no vamos a perder la cabeza. Que a nadie se le olvide que somos un club modesto. Nos gustaría mantener el bloque y potenciarlo con algunos fichajes.

—Pero el sueño de llegar a la máxima categoría del balonmano español femenino parece, al menos a priori, mucho más complicado que nunca para el Cleba...

—La idea es asentarnos en la nueva categoría a partir de la próxima temporada. Habrá mucha competencia, eso está claro, pero no quiere decir que vayamos a perder competitividad. Lo que sí hay que saber es que la austeridad será nuestro criterio. Desde mi punto de vista va a ser una categoría potente y muy bonita. Está en la línea de la reestructuración que se viene haciendo en el balonmano profesional. Algo parecido ya lo hicieron con la categoría masculina.

—Guillermo Algorri ya os ha trasladado que le gustaría estar al frente del Cleba la próxima temporada. ¿Es el entrenador en el que confía Juan José Marcos?

—Nuestra intención es mantener el bloque de este año y eso incluye a Guillermo. Esa es la idea, que siga sí.

—¿Va a continuar Rodríguez como principal patrocinador del club?

—Salvo catástrofe, Rodríguez sigue con nosotros. Hablé con ellos hace poco y todo indica que no habrá problemas. Y también otros tantos patrocinadores más pequeños. Además estamos trabajando en que el presupuesto crezca con nuevas marcas que se sumen al proyecto del Cleba.

—¿Las instituciones públicas están respondiendo también?

—Sí, no tenemos ninguna queja en ese aspecto.

—¿Cree que serán capaces de retener a la mayoría de jugadoras?

—En eso estamos trabajando.

—Inés saldrá por temas de estudios. ¿Han conseguido convencer a un pilar como es Ania Ramos?

—Creo que Ania estará en el Cleba la próxima temporada.

—Por cierto, no quedó muy claro qué fue lo que sucedió con Constanza Díaz. ¿Por qué abandonó el club a mitad de temporada?

—Fue una decisión que tomamos en conjunto. No se adaptó bien al equipo y en Navidad decidió volver a su país. Para nosotros, aunque arrancó bien, no cumplió las expectativas deportivas.

—¿Y cómo valora su primer año al frente de la presidencia?

—Sabía a lo que venía, no me arrepiento de nada. Llegamos de golpe sin mucho tiempo y aún así la temporada ha ido muy bien. La estructura que diseñamos como club es dinámica. Y digo como club porque más allá del primer equipo hemos obtenido buenos resultados también en el infantil, el cadete, el juvenil y en el sénior.

—¿Qué tal son las relaciones con el Ademar después de que apostara por crear una categoría femenina en su base?

—Son muy buenas, no hay ningún problema con ellos ni con otros clubes.

Juan José Marcos: «Si la nueva categoría exige pagar fichas, lo asumiremos»
Comentarios