miércoles 21.08.2019
pesca

La nueva normativa de pesca se retrasa

Los consejos provinciales proponen importantes modificaciones. En la nueva ley la trucha común será declarada especie de interés preferente y con carácter general se pescará sin muerte.
La nueva normativa de pesca se retrasa

La nueva y polémica Ley de Pesca para Castilla y León, cuyo borrador se presentó hace dos años y que ha recibido miles de alegaciones por parte, bien de colectivos de pescadores, o de éstos a título individual, entrará por fin en trámite parlamentario según lo previsto los días 22 y 23 de este mes de noviembre. Los profundos cambios de filosofía y de funcionamiento, que la norma propone, harán variar sustancialmente la normativa anual de pesca que viene publicándose, año tras año, a finales de este mes.

El pasado año se publicó en el BOCyL del día 29. Previamente, a mediados de mes, suele publicarse la Orden que regula las solicitudes para el sorteo de cotos de pesca en la próxima temporada, orden que, hasta la fecha, tampoco se ha publicado. Es previsible que ambas sufran un considerable retraso que fuentes de Medio Ambiente pronostican incluso hasta el mes de febrero del próximo año. La temporada viene abriéndose el tercer domingo de marzo en la zona sur y el primer domingo de abril en la zona norte en la que se encuentra la provincia de León, la que cuenta con más y mejores ríos trucheros. Los plazos estarían pues muy ajustados.

Con anterioridad a la publicación de la Normativa Anual, vienen reuniéndose los Consejos Provinciales que tienen carácter consultivo. Además de la norma que rige para toda Castilla y León, existen anexos que afectan exclusivamente a cada provincia en función de sus peculiaridades. En León el Consejo se reunió el 23 de septiembre y en él se realizaron propuestas sustanciales que de alguna manera marcan la dirección que podría seguir la normativa anual. Considerando que en la nueva ley la trucha común será declarada especie de interés preferente, y que con carácter general se pescará sin muerte, será necesario realizar una recalificación de las masas de agua adaptándolas a las categorías de la nueva Ley.

Cotos en régimen natural

Dicen los juristas que lo importante no es la Ley, sino los reglamentos que la desarrollan. Si como parece lógico dada la mayoría absoluta con que cuenta el PP en las Cortes, la norma se aprueba en las fechas descritas, y se publica con posterioridad en el BOCyL para que entre en vigor, no habrá tiempo material para elaborar toda la reglamentación antes de la apertura de la temporada. El 30 de noviembre es la fecha tope para la publicación. Una medida sensata para evitar el colapso podría ser prorrogar un año más la normativa actual e ir articulando sin prisa y de forma consensuada los reglamentos, realizando los estudios hidrobiológicos y definiendo las masas de agua.

También se reconoce que en tanto se establezca la nueva zonificación y para evitar la conflictividad social que supondrá eliminar la pesca tradicional en zonas donde existía esta oferta, sería necesario mantenerla transitoriamente. Las propuestas concretas son «mantener los cotos actuales y la posibilidad de transformar el régimen de aprovechamiento de los cotos sin muerte en cotos con muerte con la denominación de Cotos en Régimen Natural, siempre que técnicamente sea posible y regulados por permisos de pesca. También crear cotos con muerte en los tramos que hasta ahora eran libres, que también se denominarían en régimen natural. Por último establecer aguas en régimen especial, en los tramos donde técnicamente sea posible, con cupos acordes con el potencial derivado de los estudios hidrobiológicos.

Las propuestas no han dejado indiferente a nadie. Los pescadores ribereños estiman que verán suprimidos de un plumazo los derechos que han disfrutado desde siempre, mientras que los partidarios de la pesca sin muerte se muestran indignados al ver sustituido el aprovechamiento de los cotos y tramos sin muerte. En lo que todos coinciden es en señalar el objetivo recaudatorio que se esconde tras las propuestas y que se irá plasmando poco a poco. En este sentido conviene recordar que el precio de los permisos de cotos y licencias de pesca se ha duplicado en el último ejercicio. Zonas libres convertidas en cotos, tramos sin muerte pasan a ser tramos con muerte y nadie se llevará una trucha sin obtener y pagar el correspondiente permiso... más claro agua.

La nueva normativa de pesca se retrasa
Comentarios