viernes 21/1/22

Nunca en la última década había defendido tan mal el Atlético de Madrid de Diego Simeone, alertado y ocupado en recrear la fiabilidad atrás de tiempos pasados, mientras irrumpe hoy —18.30 horas, en Movistar La Liga— Osasuna en el Wanda Metropolitano, el segundo mejor visitante de LaLiga Santander contrapuesto a la reválida aún pendiente del actual campeón del torneo, hoy un bloque vulnerable.

Es la realidad del Atlético, que retoma la competición después del despropósito de su visita a Mestalla, cuando perdió dos puntos en el tiempo añadido frente al Valencia con dos goles en contra, porque hasta entonces ganaba 1-3, y cuando descubrió de nuevo al mundo los defectos atrás que ha evidenciado toda esta campaña, tanto en la Liga como en la Liga de Campeones, vencedor nada más de cinco de sus últimos catorce choques oficiales.

En concreto son sólo cuatro triunfos en las diez jornadas más recientes en Liga, con lo que supone para él, el defensor del título, aspirante de nuevo por la forma con la que ha conformado su potente plantilla, pero mermado por los empates —tres en las últimas cuatro citas— y por su defensa, en el foco siempre en este curso, con 13 goles en contra a estas alturas del campeonato por los cinco que había encajado la pasada temporada cuando atravesó los primeros doce encuentros ligueros.

La diferencia es sustancial en ese sentido. También en porterías a cero de Jan Oblak, antes una norma y hoy casi una excepción: ocho entonces por tres ahora. Y en puntos: 31 de entonces por 23 de ahora.

Nueva reválida para Simeone
Comentarios